Satse cuestiona un nombramiento de la Consejería de la Salud


Considera que la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios tiene las competencias para implantar un plan de seguimiento al alta hospitalaria de pacientes

 El Sindicato de Enfermería (Satse) no comparte el nombramiento de José Repiso como director general de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía por su condición de educador social. Satse entiende que “este puesto debe recaer en un enfermero, profesión a la que por ley le corresponden las competencias de dirección, evaluación y prestación de cuidados”.

Una enfermera consulta un ordenador. /Foto.LVC enfermería satse
Una enfermera consulta un ordenador. /Foto.LVC

El decreto que estable la nueva estructura orgánica de la Consejería de Salud y Familias otorga a la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios las competencias para la implantación de un plan de seguimiento al alta hospitalaria de pacientes con necesidades de cuidados intermedios poshospitalarios, el seguimiento y evaluación de la atención sanitaria y social del programa de crónicos y pluripatológicos de Andalucía, la coordinación de los cuidados sanitarios a personas con problemas de salud de larga duración, el diseño de planes de cuidados sociosanitarios de seguimiento hospitalario en domicilio y personas con necesidad de atención en salud, entre otras.

Por eso, Satse ha recordado que la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias otorga a la enfermería competencias de la “dirección, evaluación y prestación de los cuidados de enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades”, responsabilidades todas ellas que recaen en la nueva Dirección de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería de Salud.

Para hacer frente a la situación que se plantea en los próximos años, en los que las expectativas de vida crecen y por tanto el patrón tradicional de atención sanitaria cambia, Satse plantea que las enfermeras y enfermeros han de liderar en Andalucía el espacio sociosanitario por el bien de la asistencia al ciudadano y de la Sanidad Pública, papel que puede desarrollar la nueva Dirección General de Cuidados.

 Satse expone que la enfermería es una profesión “cuyo liderazgo se centra en la gestión de las prestaciones de cuidados y son el eje del sistema sanitario constituyendo el recurso humano y de profesionales de salud más numeroso de todos el Sistema Sanitario Público Andaluz que, contradictoriamente, hasta la fecha no ha contado presencia en la estructura directiva de la Consejería de Salud ni del SAS”.

Pues bien, ahora que se otorga rango de Dirección General a los Cuidados “supone un grave error que no sea una enfermera quien lidere y por el contrario se ponga al frente de este cargo a un profesional sin las competencias necesarias y que, además, procede de fuera del Sistema Sanitario Público de Andalucía, de forma que el paso adelante que implica la creación de esta nueva dirección se diluye, concluye Satse, con esta designación”.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería termina solicitando al Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía que reconsidere la designación de José Repiso para el cargo de Director General de Cuidados Sociosanitarios, al No ser este Enfermero responsabilidad que debería recaer en una Enfermera o Enfermero,  al ser los profesionales sanitarios que pueden dar una mejor respuesta a las necesidades de cuidados y atención que conlleva el progresivo envejecimiento de la población andaluza y el aumento de la cronicidad, la pluripatología o la dependencia.