El incierto futuro de la taberna El Gallo

56

Un cartel anuncia que el establecimiento se encuentra cerrado "por inventario y adaptación" tras el fallecimiento de su titular

La taberna El Gallo de la calle María Cristina abrió sus puertas en el verano de 1936. Desde entonces no han faltado los parroquianos cuando cada día se levantaban sus dos persianas metálicas. Hoy en una de ellas hay un cartel que informa de que el local está “Cerrado por inventario y adaptación”. El miércoles había otro que informaba del cierre por el fallecimiento de María Luisa Alijo, su propietaria, lo que levantó comentarios sobre un posible cierre del establecimiento por esta circunstancia. El cambio de cartel ha sido como un rayo de esperanza a la clientela fiel que no le falta ni al mediodía ni por la noche.

Fachada de la taberna El Gallo.
Fachada de la taberna El Gallo. /Foto: JC

La noticia ha corrido en Córdoba demostrando el afecto que se le tiene a esta taberna, que ha sabido mantener su autenticidad frente a las modas que en los últimos años han adulterado el espiritu de unos establecimientos muy específicos a los que se va buscando algo que no tienen los bares. El Gallo ha sido emblema del tiempo detenido, con sus medios de Amargoso, sus palillos de pan envueltos en papel de seda o el aroma a gamas rebozadas que, según los días, se podía apreciar hasta en la calle Carbonell y Morand.
El Gallo es de los escasos lugares en donde los parroquianos de toda la vida conviven en armonía con los jóvenes. Como convive la cerveza con el vino de la casa, que ya no se cría en la casa de Arroyo de San Rafael, sino en plena sierra, en una bodega situada entre pinares. De este modo, cualquier cordobés sabe que el vino de El Gallo es sinónimo de garantía y de autenticidad.
Por esto, el rumor sobre el cierre ha sido un crujido desagradable en el alma de la ciudad. La aparición del cartel de que la taberna está cerrada “por inventario y adaptación” puede suponer un alivio siempre y cuando no se pierda la esencia que ha hecho que El Gallo sea inmortal.

1 Comentario

  1. Estos lugares emblemáticos no deben perderse… Es más: debe preservarse su esencia y tradición. A por vinos a “El Gallo”!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here