Nuevo tren de lavado para la cocina del Reina Sofía


Valle García destaca "el compromiso del hospital por continuar garantizando la seguridad alimentaria de los pacientes al incorporar mejoras continuas"

(Teresa Jiménez) El hospital universitario Reina Sofía estrena estos días un tren de lavado que ayudará a automatizar el trabajo en cocina. La directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Valle García, acompañada por el director de Servicios Generales, José Luis Gómez de Hita, y la subdirectora del Área de Hostelería, Rosa María Fernández, han explicado todo el proceso de funcionamiento de la nueva máquina de lavado y las ventajas que supone. Este nuevo equipamiento ha supuesto una inversión cercana a los 250.000 euros.

Presentación del tren de lavado del Reina Sofía.
Presentación del tren de lavado del Reina Sofía. /Foto: LVC

La directora gerente ha destacado que con la puesta en marcha del equipo “damos un paso más en el compromiso del hospital por continuar garantizando la seguridad alimentaria de los pacientes mediante la incorporar de mejoras continuas”. Se ha incorporado además una cinta transportadora que conducirá la vajilla, previamente enjuagada, a la máquina de lavado. Este gran lavavajillas combina productos especiales a altas temperaturas para garantizar la limpieza, desinfección y secado de cada pieza. Por último, la colocación de la vajilla en carros es un paso que según Fernández ha de ser manual, “en este control de calidad final es muy importante comprobar si hay restos de manchas o vasos, así como platos o cubiertos rotos”. La sala es también más amplia, pues cuenta con unos 190 metros cuadrados frente a los 60 en los que se venían realizando las mismas labores de limpieza.  
Otra de las innovaciones es la instalación de un equipo de limpieza para los carros. Anteriormente, los trabajadores debían conducirlos a una sala distinta, en la que empleaban alrededor de veinticinco minutos en duchas especiales. Ahora, solo tienen que vaciar los carros e introducirlos en una máquina con jabón, agua y aire. Un proceso que comparó la directora gerente con un sistema de un lavadero de coches y que tardará unos “escasos” tres minutos.
Para la subdirectora del Área de Hostelería, el trabajo en la cocina es “muy penoso, ya que a veces no vemos toda dedicación que hay detrás de una simple bandeja”. Cree necesario visibilizar el estrés que supone cumplir con cuarenta menús diferentes del Hospital Provincial y del Hospital Reina Sofía, en una sola cocina. “Es un trabajo que no para, que comienza a las siete de la mañana y acaba a las dos de la madrugada” le respalda Valle García, quien confía, por tanto, en poder “facilitar más las cosas” con la adquisición de estos nuevos equipos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here