Los Reyes Magos se debaten entre las muñecas Bellies y el patinete eléctrico

23

Un estadio para peonzas y bebés de grandes ojos figuran entre los juguetes más solicitados por los pequeños en sus cartas

Muñeca Bellies
Muñeca Bellies. /Foto: LVC

Las cartas que están llegando en estos días a los Reyes Magos contienen pocas sorpresas. Por una parte, porque piden regalos que ya ocuparon los primeros lugares de los más solicitados en años anteriores y, por otra, porque reflejan sin titubeos cuáles son las modas del año. Estas misivas, escritas fundamentalmente por niños pero también por adultos contienen los deseos largamente acariciados, así como también aquellos que por su novedad van a jugar con el factor sorpresa. Este año, sin lugar a dudas, hay dos protagonistas claros: las muñecas Bellies y el patinete eléctrico.
De esto modo, en el contenido de las cartas se encuentran infinidad de objetos de lo más diverso: desde el perfume de precio inalcanzable hasta el juguete con el que machacan a cada momento en la televisión. Esto hace que tanto los mayores como los más pequeños tengan una serie de coincidencias en sus peticiones que logran, en ocasiones, que los comercios queden desabastecidos de aquello por lo que todo el mundo llega preguntando. Esto es lo que pasa con el estadio Beyblade para peonzas o con las muñecas Bellies Sorpresa, unos bebés de ojos y cabeza desmesuradamente grandes a los que hay que prodigar determinados cuidados. Ahí está su gracia.
Una fórmula parecida, aunque más refinada, es la que usan los fabricantes de las muñecas LOL Suprise para que un año más estén entre las principales protagonistas de las cartas a los Reyes Magos, lo que indica que este año se ha carecido de una novedad lo suficientemente potente como para desbancarla. En este caso, la gracia está en el momento de abrir el paquete, concretamente una bola, que no deja identificar su contenido. Hay 45 muñecas diferentes y conforme se van quitando capas a la bola se dan unas pistas para identificar el modelo concreto. De este modo, y durante sólo unos instantes, se acrecienta la ilusión de quien cumple con el ritual de los envoltorios y llega hasta al final.
Patinete eléctrico
Patinete eléctrico. /Foto: LVC

Según los establecimientos consultados, los adultos arrasan este año con los patinetes eléctricos. Su proliferación en los últimos meses y las constantes noticias sobre su regulación aún incierta han abierto el apetito de quienes desean tener uno tanto para usarlo y sortear así las prohibiciones municipales sobre el tráfico o, simplemente, para divertirse. Patinetes hay para todos los gustos y bolsillos. A partir de 300 euros se puede encontrar uno con una autonomía de 30 kilómetros. Los más caros se venden desde los 700 euros y la diferencia, además de un motor y mejores materiales de fabricación, está en algunos accesorios, como el sillín para sentarse.
El caso del patinete es singular, ya que no sólo se pide a los Reyes Magos sino que también se piensa en él como autorregalo. En este caso, señalan los establecimientos consultados, se nota con facilidad por la cantidad de preguntas que realizan, aunque como elemento disuasorio está el peso del patinete, que va desde los 12 kilos hasta los más de 30, lo que lo convierte en algo pesado cuando hay que cargar con él para subirlo a casa o entrarlo en el lugar de trabajo.

1 Comentario

  1. Hola,
    La verdad es que los patinetes son un gran regalo. El 2019 va a ser el año en el que la movilidad va a cambiar a este tipo de vehículos ya que son económicos, ecológicos y prácticos.
    Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here