La novedad en la Cabalgata será una carroza del Hospital Reina Sofía


El Ayuntamiento adquiere bateas nuevas homologadas para ofrecer mayor seguridad tanto a sus ocupantes como al público

El Ayuntamiento y la Federación de Peñas Cordobesas tienen todo listo para la Cabalgata de Reyes Magos que tendrá lugar el próximo 5 de enero y sobre la que se prevén pocos cambios, que la concejal de Promoción de la Ciudad (Festejos), Carmen González, guarda celosamente. Así, habrá, como todos los años, carrozas con escenas religiosas, para dar sentido a la Cabalgata, así como otras de personajes infantiles y las de los tres Reyes Magos, junto a bandas de música y grupos de animación.

Cabalgata de Reyes Magos 2017.
Cabalgata de Reyes Magos 2017. /Foto: LVC

La gran novedad de esta edición vendrá de la mano del Hospital Universitario Reina Sofía, que prepara una carroza propia para participar en la Cabalgata de la víspera del día de Reyes. La misma estará protagonizada por el mono Lolo, la mascota del centro sanitario, y que será el encargado de conducir un trineo gigante tirado por dos renos y cargado de regalos. Junto a Lolo participará un grupo de pacientes pediátricos vestidos con sus correspondiente uniforme sanitario.
Para que no quepa duda alguna, en el frente del trineo del mono Lolo estará el logotipo del Reina Sofía y para no perder la ambientación sanitaria, en los laterales del mismo habrá unos electrocardiogramas formados por tiras de luces led. De este modo, el Hospital Universitario Reina Sofía demuestra su participación en las actividades de la sociedad cordobesa como muestra de la estrecha relación que existe entre ambas.
Otra novedad importante en la Cabalgata de la próxima víspera de Reyes no estará a la vista del gran público. A lo largo de este último año el Ayuntamiento ha adquirido 27 bateas adquiridas a la empresa Remolques Rodríguez, de (Villaherreros) Palencia, y que servirán tanto para este acto como para las cabalgatas de las barriadas periféricas, así como para la Batalla de Flores y las romerías de Linares y de Santo Domingo. Estas nuevas bateas, además de estar homologadas para circular por la vía pública, algo de lo que carecían las antiguas, disponen de modernos sistemas de seguridad para evitar cualquier tipo de percance.