Una juez de Córdoba ordena a Facebook y a YouTube borrar vídeos de Spiriman


Renuncia a presidir su asociación por estar "un poco hasta la polla de tanta hipocresía pero sobre todo de tanta cobardía y conformismo por parte de todos vosotros"

El Juzgado de Instrucción número 6 de Córdoba, que investiga al doctor Jesús Candel, conocido por Spiriman, por presuntas injurias y calumnias al juez decano de Córdoba, Miguel Ángel Pareja, ha dictado recientemente una resolución en la que acuerda librar oficio para que por parte de Facebook y YouTube, entre otros, se eliminen los vídeos que consten en estas plataformas en los que el investigado se dirija contra el juez decano, imponiendo además la prohibición al investigado de subir a estas plataformas cualquier otro vídeo de estas características. Asimismo, el Juzgado ha impuesto a Jesús Candel una fianza de 30.000 euros.

Jesús Candel,
Jesús Candel, ‘Spiriman’. /Foto: Facebook

Esta medida surge casi a la vez que el el propio Spiriman hacía público a través de sus perfiles en las redes sociales su intención de renunciar a la presidencia de la Asociación Justicia por la Sanidad.”Lo primero es mi familia y luego mi trabajo como médico con mis pacientes”, explica, porque “no doy para más y esta medida sobrepasa todo lo inimaginable”. Literalmente añade: “Estoy un poco hasta la polla de tanta hipocresía pero sobre todo de tanta cobardía y conformismo por parte de todos vosotros”.
Spiriman también dirige un mensaje tanto al juez decano como a la juez que instruye su caso: “Y a esa jueza y su amiguito y jefe, el juez decano de Córdoba, sólo decirles que lo que han hecho lo pagarán porque los menores no se tocan”.
En este mensaje, Spiriman se muestra también crítico con sus seguidores, a los que considera incapaces de “llenar Sevilla” el 20 de enero en la manifestación convocada contra la corrupción. “Y a mis enemigos, disfrutad de este post y regocijaros de vuestra mezquindad y miseria y transformad vuestro odio hacia Spiriman en un pajote o en un orgasmo digital según sexo, porque lo de compartir placer lo tenéis complicado”, concluye.