La necesidad de conocer los Objetivos de Desarrollo Sostenible


En un congreso que se celebra en la Loyola se analiza el papel de la universidad como agente de desarrollo e impacto social positivo

Más de 200 investigadores nacionales e internacionales participan en Córdoba en el IV Congreso Internacional de Estudios del Desarrollo, organizado por la Universidad Loyola Andalucía y su Instituto de Desarrollo, la Fundación ETEA, a instancias de la Red Española de Estudios del Desarrollo (Reedes), cuyo expresidente, Sergio Tezanos, ha afirmado que “España debe apostar por el conocimiento para avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Congreso Internacional de Estudios del Desarrollo.
Congreso Internacional de Estudios del Desarrollo. /Foto: LVC

Así lo ha señalado, según ha informado Loyola Andalucía, durante la primera de las tres sesiones plenarias previstas en el congreso, en la que se ha abordado, en un formato innovador, conocido como ‘fish bowl’, el papel de la universidad como agente de desarrollo e impacto social positivo.
Para ello ha contado con la participación del profesor de la Universidad de Cantabria y expresidente de Reedes, Sergio Tezanos; de la vicerrectora de Globalización y Cooperación de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) y presidenta del Grupo de Cooperación de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Pastora Martínez, y de Kees Biekart, del International Institute of Social Sciences.
En su intervención, Sergio Tezanos ha asegurado que “para que la Universidad genere un cambio social positivo es necesario un mayor apoyo institucional y potenciar los estudios de desarrollo”. En este sentido, ha indicado que España va a la zaga respecto del Norte de Europa, donde el desarrollo es un campo de estudio consolidado.
Así, ha señalado cuatro factores que limitan a los investigadores avanzar en este campo. Por un lado, “la necesidad de avanzar hacia la multidisciplinariedad, pues no hay un solo problema que se resuelva de forma monodisciplinar, ya que eso está pasado de moda”, o la carencia de fuentes de financiación para las investigaciones en desarrollo humano y sostenible, respecto de lo que ha afirmado que “España debe apostar por el conocimiento para avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.
Además, ha subrayado la existencia de círculos cerrados de influencia a nivel institucional que generan “malas prácticas”, y la necesidad de aumentar la transparencia, para poder competir en los proyectos relacionados con el desarrollo para tender hacia el “modelo holandés”.
Finalmente, ha puesto de manifiesto la “perversión en la forma de medir el impacto de la ciencia, que perjudica a los investigadores que se dedican a los estudios multidisciplinares”. De hecho, según ha indicado, en desarrollo existen muy pocas revistas científicas indexadas, lo que lleva a plantear “una revisión del sistema de medición del impacto de la investigación, en el que se valora más la cantidad que la calidad”, además de la necesidad de reivindicar el español como lenguaje científico.

ABRIR EL CONOCIMIENTO

Por su parte, la vicerrectora de la UOC, Pastora Martínez, ha reivindicado el papel de la Universidad como agente transformador de la sociedad y del individuo, y ha querido poner en valor el conocimiento como principal activo para generar ese impacto social positivo.
En este sentido, ha asegurado que las universidades han de “pasar a la acción” para implementar la Agenda 2030, y ha recordado los compromisos de la CRUE para ello, entre los que ha destacado la necesidad de incluir las competencias relacionadas con el Desarrollo Sostenible e inclusivo en los currículos académicos de las universidades.
Finalmente, ha animado a las universidades a abrir el conocimiento “para que llegue a toda la comunidad científica” y también a otros actores, potenciando la divulgación científica, ya que el conocimiento hoy no solo está en manos de los académicos.

EL CONGRESO

Este IV Congreso tiene como eje vertebrador la temática de ‘La investigación sobre Desarrollo frente a los límites de la Globalización’ y se estructura en torno a tres sesiones plenarias y 14 líneas temáticas: visiones del desarrollo, agenda internacional, relaciones internacionales y gobernanza global, pobreza y desigualdad, y sistema de cooperación internacional.
También incluye las temáticas de salud, educación y protección social; sostenibilidad; desarrollo rural, territorio y población; además de paz y seguridad, movilidades contemporáneas, feminismos y desarrollo, sociedad civil y desarrollo, educación para la ciudadanía global y evaluación, gestión del conocimiento, y rendición de cuentas.
En estas se estudiará la capacidad y las vías por las que la investigación, en el marco de los estudios de la materia, pueden contribuir a enfrentar los límites de la globalización y su amplia problemática (carencias de gobernanza global, aumento de las desigualdades, cambio climático, devastación del medio ambiente y movilidades humanas), en un contexto donde la sostenibilidad, la convivencia y la propia vida tal como hoy la conocemos están amenazadas.
En este ámbito se analizarán, igualmente, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como los retos que enfrentan en cuanto a su implementación o su traslación al ámbito local.
Se trata de una reunión científica y académica, con un carácter integrador de aportes desde diferentes ámbitos sociales y sectoriales, de carácter internacional, de gran interés y proyección práctica para profesores, investigadores, estudiantes y agentes sociales interesados en la temática y en la relación entre los estudios del desarrollo y los problemas de la sociedad global.