Trasladan a la Dirección de Enfermería las deficiencias en Reanimación del Reina Sofía


El sindicato afirma que los ingresados "precisan de un gran volumen de cuidados que no se pueden proporcionar con la plantilla habitual en el servicio"

El Sindicato Profesional de la Enfermería Satse-Córdoba convocó hace breves fechas a los profesionales de la Unidad de Reanimación a una asamblea informativa con el fin de tratar sus deficiencias y buscar posibles soluciones. A dicha asamblea acudieron también la directora de Enfermería y la supervisora de Reanimación, las cuales pudieron comprobar in situ el malestar generado entre los trabajadores como consecuencia de las deficiencias detectadas.

Sala de reanimación del Hospital Reina Sofía. Foto: LVC.
Sala de reanimación del Hospital Reina Sofía. Foto: LVC.

En dicha asamblea, la directora de Enfermería se comprometió a solventar “todas y cada una de las deficiencias trasladadas por los profesionales, incluida la falta de personal y sobrecarga laboral que se produce en la Unidad cada vez que ingresa en ella un paciente que habría de estar ingresado en la UCI, ya que precisan de un gran volumen de cuidados que no se pueden proporcionar con la plantilla habitual en el servicio”, como señala Satse en un comunicado.
Sin embargo, a pesar de las promesas, “el desánimo sigue reinando entre los profesionales, ya que, por ejemplo, durante esta semana, han seguido siendo ingresados en Reanimación pacientes de UCI sin refuerzo de personal alguno”, añade el sindicato.
Por ello, los profesionales han decidido recoger firmas, trasladando a la Dirección un documento a modo de acta en el que se reflejan tanto las deficiencias como los compromisos de solución por parte de la Administración. Finaliza Satse recordando que desde este Sindicato se han realizado numerosas denuncias alertando de que “la reforma para la nueva Reanimación no supondría mejoras sustanciales sobre las antiguas instalaciones, sino que se estaba realizando una gran inversión económica en dichas instalaciones que no eliminaría las deficiencias estructurales que ya se venían padeciendo durante casi 40 años, algo que la Administración negaba públicamente ante los medios de comunicación, incapaz de asumir su propia incompetencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here