La DO Montilla Moriles nombra sus capataces para esta vendimia


La Escuela de Ingenieros Agrónomos recibirá el nombramiento de Capataz de Honor con motivo del 50 aniversario de su creación

Este año, en el que se conmemora el cincuentenario de la creación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba, y con motivo de su designación en el próximo mes de septiembre como Capataz de Honor de la LXIII Fiesta de la Vendimia de Montilla-Moriles, el Consejo Regulador ha nombrado a dos ingenieros agrónomos que actuarán en representación de todos los técnicos titulados que trabajan en la Denominación de Origen Montilla-Moriles en particular y en todo el sector de vino en general, para que acompañen a la Escuela de Agrónomos en su función como Capataz de Honor de la vendimia. Los elegidos han sido Miguel Cruz Marqués, Capataz de Bodega, y Fernando Fernández Cuenca, Capataz de Campo.

Racimo de uva en la vid. vendimia montilla moriles bodega
Racimo de uva en la vid. /Foto: LVC

Miguel Cruz Marqués, montillano, pertenece a la primera promoción de Ingenieros Agrónomos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de la Universidad de Córdoba y enólogo, pertenece a una familia tradicionalmente dedicada al cultivo de la vid y a la elaboración de vinos. Inició su actividad profesional en 1974 como director técnico de Bodegas Montulia S.A., pasando por numerosas bodegas como técnico. Actualmente es titular de un laboratorio de enología y dirige los procesos de elaboración, crianza y expedición de diversas bodegas y cooperativas. Es igualmente autor de numerosos proyectos de industrias agrarias, sobre todo bodegas. Ha realizado asesoramiento técnico enológico en bodegas en Rumanía en el año 2007 y en Chile en el año 2011 y, continuando la tradición familiar, desde 1985 elabora, cría y envasa vinos en un proyecto personal y que comparte con su hijo Miguel, también ingeniero agrónomo, en la Bodega Lagar Blanco. Es una persona familiar, afable y sencilla, a la vez que muy recta en sus convicciones técnicas lo que, sin duda, cautiva al que se acerca a Miguel, tanto en el plano profesional como en el personal.
Fernando Fernández Cuenca, nacido en Moriles y, al igual que Miguel, pertenece a una familia con tradición bodeguera y viticultora desde hace varias generaciones, de lo que hace gala en el momento en que la ocasión se lo permite. Es ingeniero agrónomo por la propia Universidad de Córdoba e inició su trayectoria profesional en la multinacional francesa de productos agroquímicos Rhone-Poulenc Agro, en las zonas de Castilla La Mancha y Andalucía. Hace 25 años inició su proyecto más personal y al que, junto a gran parte de su propia familia, dedica su mayor esfuerzo profesional, una empresa familiar denominada Oficampo y TodoViña, dedicada a la realización de trabajos agrícolas en el ámbito vitícola y del olivar. Además, dedica su actividad al asesoramiento técnico y la gestión de explotaciones agrarias y ha contribuido, desde su inicio, al desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías en la agricultura tanto en Moriles, su pueblo natal, como en Córdoba y Andalucía. Desde el año 2000 desarrolla, en representación de Asaja Córdoba, los planes de reestructuración y reconversión del viñedo al amparo de OCM del Vino de la Unión Europea. No en vano, más de 350 agricultores han recibido el asesoramiento técnico y práctico de su empresa en la transformación de más de 1.500 Has de cultivo tanto en nuestra comarca como en toda Andalucía. Quien conoce a Fernando coincidirá en que es un enamorado de Moriles; de la viña y del vino de Montilla-Moriles a lo que ha dedicado toda su vida, “desde los catorce años dando cuchilla en la viña” dice; amigo de sus amigos; abnegado en su trabajo y, a veces, excesivamente desprendido para los demás quienes, no obstante, saben reconocerlo con su amistad y cercanía.
Ambos son magníficos representantes para esta vendimia en Montilla-Moriles de todos los técnicos titulados que ejercen trabajos de asesoramiento para el sector de la viña y el vino en toda la comarca, y por ello el Consejo Regulador los reconoce.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here