Concentración en el bulevar por el Día Nacional del Lenguaje de Signos


Reclaman a las instituciones públicas "que sean más abiertas y que no nos digan que no hay dinero para nuestras ayudas"

Ayer se vivió una jornada especial para todas aquellas personas que utilizan el lenguaje de signos con la celebración de su Día Nacional con una concentración en el céntrico Bulevar de Gran Capitán a la que acudieron Antonio Rojas, edil de Deportes y Juventud del Ayuntamiento de Córdoba, y la delegada de Participación Ciudadana de Diputación, Aurora Barbero, junto a representantes del colectivo como Ana María Sánchez, presidenta a la Asociación Provincial de Personas Sordas de Córdoba.
Antonio Rojas ha resaltado la importancia de un día como éste para dar a conocer unas necesidades evidentes en un grupo de personas y a una lengua que “debería de ser una asignatura obligatoria en las escuelas para facilitar la integración, ya que creo que todos deberían reivindicar el lenguaje de signos y facilitar el trabajo a quien lo necesite; hay veces que los signos son más poderosos que las palabras y es lo que reivindicamos en este día”. Por su parte, Aurora Barbero también ha destacado la relevancia de un “Día Nacional para el Lenguaje de Signos que permita ayudar a una integración total de las personas sordas”.

Día Nacional del Lenguaje de Signos, Antonio Rojas, Aurora Barbero y Ana María Sánchez
Aurora Barbero, Antonio Rojas, Lucía y Ana María Sánchez / Foto: Nicolás Cruz (LVC)

La presidenta de la Asociación Provincial de Personas Sordas de Córdoba, Ana María Sánchez, por su parte, ha reclamado el lugar que se merecen las personas sordas en la ciudad y la sociedad, quieren que “la sociedad cordobesa les vea como un colectivo abierto ya que somos ciudadanos y queremos que nos escuchen, se muevan con nosotros y nos apoyen en la Administración Pública para atender nuestras necesidades diarias, ya que nos sentimos un poco marginados al no ser tan atendidos”. Por otra parte, también ha querido “agradecer a las autoridades que nos acompañan, haciendo posible una mayor difusión al evento para que pueda ayudarnos a todos”.
Finalmente, presentaron a Lucía, una joven sorda que había logrado acceder a la universidad y a un máster gracias a haber tenido educación bilingüe y reclamaba que la sociedad “elimine los prejuicios, somos personas como el resto y existe la diversidad, debemos tener una mente más abierta; si todo el mundo aprende inglés, una lengua extranjera, ¿por qué no el lenguaje de signos?”. También ha reivindicado una mayor ayuda para las instituciones públicas, ya que quieren “que sean más abiertas y que no nos digan que no hay dinero para nuestras ayudas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here