Toneladas de basura en el suelo y las papeleras vacías

62

El macro botellón del miércoles de Feria vuelve a dejar estampas incívicas en el Balcón del Guadalquivir

basura
Basura en el suelo y papeleras vacías en el Balcón del Guadalquivir, tras el botellón./Foto: LVC

Cuando se construyó el Balcón del Guadalquivir nadie -o casi nadie- pensó que ese enclave idílico de la ciudad, que volvía a mirar a su río para darle protagonismo, serviría como plataforma del macro botellón del miércoles de Feria. Y, en definitiva, de prácticamente todas las noches en las que se prolonga esta celebración. Así se comprueba rápidamente cada año, ya el primer sábado, cuando la resaca del paso de los jóvenes deja kilos y kilos de basura en este espacio.

Esos kilos se convierten en quintales y toneladas en la madrugada del miércoles al jueves. De tal modo que, al amanecer de este 24 de mayo, se ha podido comprobar cómo la basura anega el suelo de toda la pasarela. Si bien, las numerosas papeleras dispuestas por el Ayuntamiento en la zona están completamente vacías. Una estampa poco edificante que viene a dar muestra de actitudes que se alejan bastante de los valores cívicos, que nunca deben faltar.
Cabe recordar que, en la previa del comienzo de la Feria de la Salud, el responsable municipal de Seguridad del Ayuntamiento, Emilio Aumente, reconocía abiertamente que no le gusta el botellón. Y analizaba la recomendación de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para que el Ayuntamiento le busque otra ubicación a esta “fiesta juvenil”, como se le llama desde el gobierno municipal. Sobre esta cuestión, Aumente decía que a dos días de que comience la Feria de Nuestra Señora de la Salud no se podía trasladar a otro sitio. Así, señalaba que es preferible establecer un dispositivo en el Balcón del Guadalquivir antes que prohibir su celebración y dispersar a los jóvenes que acabarían haciendo el botellón en otro sitio. “Hay situaciones que es mejor controlar que descontrolarlas”, añadía.

1 Comentario

  1. Con la excusa del precio de las copas, la juventud se ha empeñado en demostrar su mala educación y falta de civismo. Amparados por políticos cobardes incapaces de poner orden por no perder votos. Me parece una auténtica vergüenza lo que dejan tras de si estas tropas y me parece penoso que además sea con el único fin de emborracharse. Todos hemos sido jóvenes y jamás hemos conocido semejante dejadez como la que vivimos en estos tiempos y lo peor es la importancia que los jóvenes dan a esta miseria mantenida por ellos mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here