La persistencia de los estereotipos "sexistas y retrógrados" en la enfermería


Satse afirma que un 93,63% de los encuestados asegura que la imagen que se traslada de ellos en los medios de comunicación y otros ámbitos no es acorde con sus competencias y funciones reales

Nueve de cada diez profesionales de la enfermería que desarrollan su labor profesional en la provincia de Córdoba  creen que “aún persisten estereotipos sexistas y retrógrados vinculados con la profesión, especialmente con las mujeres”, según la encuesta realizada por el Sindicato de Enfermería Satse en la provincia, con motivo de la campaña de información y sensibilización Rompe con los estereotipos.

Presentación de la campaña
Presentación de la campaña ‘Rompe con los estereotipos’. /Foto. LVC

Estos profesionales de la provincia de Córdoba han participado a lo largo del mes de abril en la encuesta de Satse dando su opinión sobre su imagen y reconocimiento social, y sobre la existencia aún de numerosos estereotipos sexistas y retrógrados que suponen un claro obstáculo, e incluso un retroceso, para su desarrollo profesional. Así, un 93,63 por ciento de los encuestados asegura que la imagen (uniforme, material, equipo, entorno de trabajo…) que se traslada de ellos a través de los medios de comunicación y otros ámbitos (cine, espectáculos, moda…) no es acorde con sus competencias y funciones reales dentro del sistema sanitario.
Son casi nueve de cada diez (89,26 por ciento) profesionales los que creen que “aún persisten estereotipos sexistas y retrógrados vinculados con la enfermería, especialmente con las mujeres”. De igual manera, un 93,70 por ciento entiende que la difusión de estos estereotipos “supone un claro obstáculo, e incluso un retroceso, para el desarrollo de su profesión”. Asimismo, un 62,17 por ciento asegura que conoce a alguna compañera o compañero que ha sido víctima de comportamientos y/o comentarios ofensivos vinculados a estereotipos sexistas y retrógrados, mientras que un 35,87 por ciento de las enfermeras encuestadas reconoce haberlos sufrido en primera persona. 
 
 Por su parte, un 16 por ciento de los enfermeros encuestados reconoce haber sufrido en primera persona comportamientos o comentarios ofensivos y/o denigrantes. De otro lado, los profesionales de enfermería coinciden de forma casi unánime (98,88 por ciento) en que desde las administraciones públicas deben realizarse acciones que eviten la difusión de imágenes ofensivas contra ellos.
Asimismo, obtiene un respaldo masivo a la propuesta que ha realizado Satse al Ministerio de Sanidad para crear un Observatorio de la Mujer en el ámbito sanitario. En concreto, un 93,61 por ciento de los encuestados coinciden en la necesidad de este organismo para que haga un seguimiento de los casos de difusión de imágenes que atenten contra su dignidad y tome las medidas oportunas para que éstos no se vuelvan a repetir. 
Por último, la gran mayoría de los profesionales encuestados (87,04 por ciento) considera que no tienen el reconocimiento y visibilidad social que les corresponde por su cualificación y competencia profesional dentro del Sistema Sanitario español.
Bajo el lema Rompe con los estereotipos, la nueva campaña de Satse, que contempla la distribución de distinto material informativo en los centros sanitarios del país, como carteles y tarjetones, se está difundiendo desde el pasado mes de abril a través de vídeos, redes sociales, medios on line y cuñas en radio. 
La campaña, que permanecerá vigente hasta el próximo mes de junio, ha conllevado, además, la puesta en marcha de una dirección de e-mail (opina@satse.es), así como un número de teléfono, 682622021, para que los profesionales ofrezcan sus testimonios sobre situaciones que han supuesto un “ataque” a su dignidad.
Otra acción puesta en marcha es una recogida de firmas, a través de Change.org, para que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad constituya un Observatorio de la Mujer en el ámbito sanitario, así como el envío de cartas a responsables de AA.PP., partidos políticos, medios de comunicación y asociaciones y otros colectivos en las que se pide su colaboración para acabar con los estereotipos.