Al Consorcio de Bomberos le molestan las visitas

40

Las visitas de dos concejales, de Pozoblanco y Lucena, provocan que se ordene la prohibición de acceso a toda persona ajena

A la dirección política del Consorcio de Bomberos le molestan las visitas a los parques comarcales, sobre todo si son de políticos que van a ver las condiciones de trabajo de unos profesionales en cuyas manos están las vidas de quienes sufren cualquier tipo de suceso. Tanto en el parque de Pozoblanco como en el de Lucena se han dado instrucciones para que no ponga el pie en los mismos ninguna persona ajena a los mismos o sin autorización. Esta situación se suma al presunto amaño de las oposiciones, que investiga un juez, o la concentración que protagonizan hoy los bomberos ante la Diputación en protesta por el incumplimiento de la creación de una nueva categoría laboral.

Consorcio de Bomberos.
Consorcio de Bomberos. /Foto:LVC

El primer caso sucedió en Pozoblanco a comienzos del año, donde el concejal Emiliano Pozuelo giró una visita al Parque Comarcal de Bomberos. En su perfil de Facebook aporta un vídeo, que lleva más de 3.700 visualizaciones, y señala que en aquella visita se encontró con que “uno de los camiones no arrancaba y la escala para acceder a los edificios no funcionaba, mientras que dos vehículos perdían agua continuamente”, por lo que añade que “en la rapidez de las actuaciones podría estar nuestra vida”. Ante esta situación, Pozuelo lanzó un llamamiento a todos los cargos públicos de la comarca para que comprobaran con sus propios ojos la situación en que trabajan estos profesionales para que después “actúen en consecuencia y según su conciencia”.
Una situación muy parecida le ha ocurrido al concejal independiente de Lucena Vicente Dalda. Días pasados se le ocurrió ir al Parque de Bomberos situado en la localidad, con posterioridad realizó una serie de denuncias sobre las anomalías que se encontró y, al igual que sucedió en Pozoblanco, hubo una circular prohibiendo la visita a toda persona ajena al parque o sin autorización. “Se trata de matar al mensajero, de ser poco transparente y de que el ciudadano no sepa cuál es la realidad de los servicios públicos”, ha explicado el concejal, quien ha añadido que “en vez de trabajar en la solución de los problemas lo que más les preocupa es que el señor Dalda vaya allí”.
¿Qué es lo que se encontró el concejal lucentino en su visita? Lo más clamoroso de todo es la carencia de suministro de agua de la red para la recarga de las cisternas de los camiones. Sobre esta aspecto ha explicado que una vez planteada la cuestión en el Consejo de Administración de la empresa Aguas de Lucena la respuesta fue que el problema es antiguo  y que desde que se abrió el parque de bomberos hace 25 años se está discutiendo si esto le compete al Ayuntamiento o a la Diputación. 
El agua para apagar los fuegos en la comarca procede de un pozo, de donde se saca con bombas, a la vez que se carece de un mapa de hidrantes de la localidad, que son los puntos urbanos en los que contar con suministro de agua. El Ayuntamiento de Lucena aporta cada año 800.000 euros al Consorcio Provincial de Bomberos.
Frente a esta situación, Vicente Dalda ha destacado también que en su visita le “impresionó muy gratamente el espíritu que vi a estos profesionales”, así como que Lucena y su comarca “está en las mejores manos en caso de incendio o de cualquier otra catástrofe”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here