Las ventajas de los medicamentos biosimilares


Al vencer las patentes de los medicamentos biológicos de referencia, pueden autorizarse biosimilares que son desarrollados por un fabricante diferente

El senador del Partido Popular de Córdoba Jesús Aguirre ha pedido al Gobierno de España que se regule la intercambiabilidad entre medicamentos biológicos y biosimilares. Aguirre ha defendido una moción del Grupo PP en la comisión de  Sanidad y Servicios Sociales del Senado en este sentido; iniciativa que fue aprobada por unanimidad. Para el senador cordobés “es importante que, dentro del Sistema Nacional de Salud, quede garantizado el mejor acceso de los pacientes a estos medicamentos; una mejor calidad asistencial y el fomento de la competitividad transparente entre los medicamentos biológicos innovadores con patente vencida y los biosimilares; incluso entre los propios biosimilares”.

Jesús Aguirre
Jesús Aguirre./Foto: LVC

Los medicamentos biológicos han abierto una nueva era en la sanidad con gran eficacia para hacer frente a enfermedades hasta hace poco graves o mortales. Las terapias biológicas juegan un papel imprescindible en enfermedades como el cáncer, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide e incluso el Alzheimer.
Al vencer las patentes de los medicamentos biológicos de referencia, pueden autorizarse biosimilares que son desarrollados por un fabricante diferente y entran en competencia con los biológicos iniciales. Los biosimilares están autorizados por la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA) y, como ha explicado el senador popular, están dotados de “calidad, seguridad y eficacia”.
Jesús Aguirre ha explicado que la sustitución e intercambiabilidad de estos medicamentos no se aborda en la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios. En el caso de la sustitución, las reglas las aprobó el Ministerio de Sanidad en 2017 “pero esto no ha sucedido con respecto a la intercambiabilidad, lo que está generando preocupación entre médicos y pacientes”.
El senador cordobés ha indicado que por ello se hace necesario disponer de orientaciones y de criterios objetivos y comunes para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, con el fin de garantizar que la intercambiabilidad se lleve a cabo en condiciones de calidad, seguridad y eficacia y de modo acorde con el derecho a la información de los pacientes y velando por la eficiencia económica, contribuyendo a que los costes sean compatibles con la sostenibilidad del sistema sanitario público. Los medicamentos biosimilares permitirán un ahorro de 2.000 millones de euros en el Sistema Nacional de Salud hasta el año 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here