Lourdes Mohedano: "En Azerbaiyán nos miraban mal por ir en camiseta de tirantes"


La gimnasta rítmica cordobesa Lourdes Mohedano acumula, pese a su juventud, un caudal de experiencias que le hace pronunciarse con autoridad sobre el Día Internacional de la Mujer, una fecha que para ella es “un día importante, reconocido a nivel internacional” en el que “es bueno hacer visible que en el mundo hay muchas diferencias entre hombres y mujeres”. Esta diferencia se acentúa, en su opinión, aún más en el deporte, un terreno que ella conoce y en el que considera que “hay nula o escasa representación de la mujer y es necesario que trabajemos por un mundo igualitario entre hombres y mujeres”.

Lourdes Mohedano.
Lourdes Mohedano. /Foto. LVC

El hecho de ser mujer y gimnasta es algo que está asumido con toda normalidad en el mundo occidental. Pero aún quedan países en los que no se ve bien la indumentaria que está universalmente aceptada. “Recuerdo que en Azerbaiyán entrenábamos con camiseta de tirantes y pantalón corto y nos miraban mal. Hacía mucho calor, pero no nos cambiamos porque es la ropa con la que normalmente entrenamos y era una competición internacional”. “Entendemos y respetamos todas las culturas, pero el deporte internacional se rige por las normas universales de libertad y de la mujer y así fue, seguimos con nuestra equipación de tirantes y pantalón corto”, añade.
El palmarés de Mohedano está encabezado por la medalla en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, a la que siguen numerosos méritos logrados exclusivamente por su esfuerzo, como el ser por dos veces campeona del mundo en 10 mazas, entre otros triunfos. El haber alcanzado tan altas cotas le ha valido también el contar con la Medalla de Oro de Andalucía y la Medalla de Plata de la ciudad de Córdoba. Esta trayectoria le hace entender que el hecho ser mujer “condiciona tu vida profesional y personal”. En su disciplina deportiva, la gimnasia rítmica, curiosamente, las atletas son fundamentalmente mujeres y los pocos chicos que hay “reciben la presión social de enfrentarse a un deporte de mujeres”, lo que hace que “tenga escasa representación en los medios”. Pero esta situación no se puede hacer extensiva a todas las prácticas deportivas, donde “lo que vivimos en el día a día no es igualitario, por ejemplo cuando hablamos de la selección española de futbol, damos por hecho que se habla del equipo masculino y no del femenino, y apenas tiene presencia la selección española de la mujer. Estamos avanzando mucho gracias a nuestros éxitos y creo que nos merecemos una mayor visibilidad”.
Lourdes Mohedano cree que la discriminación entre hombres y mujeres es real, debido a que “hay muchos datos y estudios que son ciertos sobre la diferencia en el mundo, y hay que avanzar a nivel internacional y en la igualdad del día a día, en los entornos más cercanos como el trabajo de la mujer en algunas casas, que se ocupan de todo”, aunque “afortunadamente en algunos países estamos mas desarrollados en eso y hemos avanzado más que otros”.
En su opinión, hay que cuidar el lenguaje como forma de expresión para evitar el agravio a las mujeres. “Desde el momento que no pones el nombre a algo o a alguien, lo haces invisible”, cuando la realidad es que éste “es un mundo de hombres y mujeres, y por lo tanto debemos distinguirnos también en el lenguaje”. Pese a esta afirmación, Lourdes Mohedano es firme en sus convicciones, pero no es radical: “Si somos mujeres no podemos hablar en masculino, pero todo tiene una medida y tampoco hay que ser intransigente. Todo tiene una evolución”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here