"Me quedaría con vosotros para siempre"


Sidecars llena la Sala M100 en un concierto en que el público y el grupo muestran una simbiosis perfecta

Concierto de Sidecrs en la Sala M100./Foto: LVC

Era Cuestión de gravedad y el éxito del concierto que este viernes ofrecía el grupo Sidecars en Córdoba fue abrumador. La Sala M100 acogía un espectáculo de horas, que supieron a poco. Con un público que abarrotaba el recinto, éste se entregó a la música Juancho, Ruli y el Doctor Gervás. Y los madrileños lo agradecieron como mejor saben hacerlo, con un show en que la música, que avanza desde Los Ronaldos, Los Rodríguez, Calamaro y Pereza, dio cuenta de la evolución de un grupo que, a buen seguro, regresará a Córdoba para llenar el Teatro de la Axerquía.

La banda lo dio todo, en un acto de entrega donde su sonido sonó potente, elegante y bien interpretado. Casi a la perfección, para demostrar que el producto no es tal, ni una fórmula encorsetada como las que tanto abundan. La guitarra rasgó la sala, mientras la percusión mostraba la elegancia que conlleva el pop-rock elegante. El teclado ponía esa sinfonía exacta que tanto se echa de menos. Hay quien afirma que la buena música se ha perdido para siemrpe, pero gracias a grupos como Sidecars aun queda un rayo de esperanza.

Juancho y los suyos interpretaron buena parte de las canciones del nuevo disco, para enseñar la medida de su evolución. La misma se acarició en los acordes de temas “antiguos”, como Todos mis males, Una eternidad Fan de ti. Mientras que uno de los momentos más especiales se vivió con la interpretación de La tormenta. Con la felicidad de ver una gran sala llena, tras años tocando en recintos para 40 ó 50 personas, el vocalista y compositor de Sidecars no dudó en compartir su felicidad con el público, en la parte final de la canción: “Me quedaría con vosotros para siempre”. Y ensalzó a Córdoba para delirio de los asistentes.
Madrid y Córdoba se volvieron a unir, casi en el último suspiro del show, cuando sonó Contra las cuerdas, una pieza que dejó de manifiesto el gran nivel compositivo de Juancho y el recuerdo imborrable de una noche, donde Sidecars se ha quedado para siempre en la emoción de los presentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here