Satse pide más personal para Reanimación del Reina Sofía


El Sindicato de Enfermería denuncia la "lamentable situación de desbordamiento que de manera reiterada se viene produciendo en esta unidad"

El Sindicato Profesional de Enfermería (Satse) vuelve a denunciar a través de un comunicado de prensa la “lamentable situación de desbordamiento que de manera reiterada se viene produciendo en esta unidad de Reanimación”. El servicio de Reanimación de adultos, explica Satse, tiene como fin atender a los pacientes que acaban de salir de quirófano y precisan normalizar su situación clínica antes de ser trasladados a planta.

Reanimación
Exterior del Hospital Reina Sofía. /Foto: LVC

Conviene recordar, continúa Satse, que el servicio de Reanimación acoge un elevado número de operatoria diaria, el cual supone un gran volumen de trabajo. “Por si no fuese suficiente, desde hace algún tiempo los profesionales de Enfermería de esta unidad también tienen que hacer frente al frecuente ingreso de pacientes pertenecientes a otros servicios como la UCI y todo ello se traduce irremediablemente en una sobrecarga laboral tanto para los enfermeros como para los auxiliares de Enfermería que se ven desbordados, dificultando la prestación de cuidados, poniéndose en riesgo la seguridad de la propia labor asistencial de los profesionales y de los pacientes atendidos en la unidad”, señalan en un comunicado.
Hay que resaltar, aclara Satse, que los pacientes de la UCI se encuentran con un estado de salud critico y precisan de un gran volumen de cuidados y de una estrecha vigilancia, “requisitos imposibles de proporcionar en una unidad de Reanimación ya que ésta no posee ni los medios técnicos estructurales ni la dotación en recursos humanos necesaria para tal fin”. A todo esto hay que añadir que Satse denunció recientemente la obsolescencia de la infraestructura de dicha unidad, demandando con urgencia la remodelación de la misma para adaptarla a las nuevas demandas asistenciales, con la dotación adecuada de profesionales de Enfermería.
 
A pesar de todo lo expuesto anteriormente y las reiteradas denuncias realizadas en los últimos meses, asevera SATSE, “la Dirección Gerencia de este hospital y, por ende, el SAS demuestran una grave falta de sensibilidad al permanecer insensibles y sin capacidad de reacción ante los problemas que a diario se producen en este servicio, en este caso moviendo pacientes de una unidad a otra con el único criterio de aliviar la presión asistencial de un servicio trasladando el problema a otro, improvisando continuamente y provocando la pérdida de calidad asistencial y poniendo en riesgo la seguridad del paciente”.
En este comunicado, Satse “hace responsable de esta penosa y temeraria situación a la Gerente de este hospital, Valle García Sánchez, y le exige el cese inmediato de ingresos de pacientes tanto de UCI como de otros servicios en la unidad de Reanimación de Adultos, dotando la unidad del personal suficiente para garantizar una atención sanitaria óptima y de calidad, sin poner en riesgo la seguridad de los pacientes atendidos en este hospital, máxime cuando se trata de una unidad tan especial por su complejidad como es el servicio de Reanimación. Adicionalmente, Satse declina en esta Dirección Gerencia cualquier deficiencia asistencial que de esta situación se pudiese derivar”.