La cajera sufrió un ataque de ansiedad


El atraco a una sucursal del BBVA provoca un enorme sobresalto a las víctimas del mismo

BBVA
Oficina del BBVA en la Avenida de Trassierra./Foto: LVC

La capital cordobesa sufría un gran sobresalto este miércoles. El mismo se debía a que una persona, de unos 40 años, atracaba una sucursal bancaria situada en la Avenida de Trassierra de la capital cordobesa.
El sujeto, de 1,70 metros de altura aproximadamente, entraba a la sucursal del BBVA con la cara tapada hasta la altura de la nariz (y el resto de prendas que vestía de tonos oscuros) y se llevaba una cantidad de dinero que no ha trascendido por el momento. Y, tras dar la voz de alarma, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se ponían manos a la obra con la investigación.
El suceso dejó dos hechos llamativos, como se desprende de la información consultada a fuentes cercanas a la investigación y testigos del atraco. El primero radica en que no se pudo apreciar si el asaltante portaba algún tipo de arma. Mientras que, por otra parte, la cajera que fue asaltada sufrió una crisis de ansiedad. De tal modo que tuvieron que personarse los sanitarios en la oficina bancaria. La Policía Nacional continúa con la investigación del delito.