Multitudinario adiós a una leyenda de Córdoba

17

El funeral de José García Marín, fundador del restaurante El Caballo Rojo, ha llenado la iglesia de San Nicolás de amigos, que han querido rendirle un sentido homenaje

Córdoba
Asistentes al funeral de José García Marín./Foto: LVC

Córdoba ha despedido, al mediodía de este miércoles, a una de sus leyendas. Se trataba de José García Marín, fundador del restaurante El Caballo Rojo, que fallecía en la jornada de ayer. El funeral por su eterno descanso que se ha celebrado en la iglesia de San Nicolás ha mostrado la importancia y el cariño que, Pepe el del Caballo Rojo, atesoraba en la ciudad. Y es que el sepelio ha estado marcado por una multitudinaria asistencia de familiares y amigos, que han querido brindarle su cariño, reconocimiento y el penúltimo homenaje. En el funeral se han dado cita numerosas autoridades, como el primer teniente de alcalde, Pedro García; diversos ediles del Partido Popular, como Carmen Sousa o Amelia Caracuel; así como el conocido hostelero, Javier Campos.
Especialmente emotivas han sido las palabras del párroco de San Nicolás, Antonio Evans. Éste ha puesto de relieve, en la monición de entrada, la estrecha relación que mantenía con Pepe, “me cuesta llamarlo José”. Asimismo, ha subrayado que “estaba orgulloso de su párroco y su parroquia. Un cristiano muestra su testimonio en su oficio y él lo hacía con su actitud de servicio hacia los demás”. Y ha puesto especial énfasis en su capacidad de acogida. “Qué bonita es esa actitud de Betania, que era la virtud que tuvo Pepe toda su vida”.
Una leyenda de Córdoba

Si hay un nombre que se asocie a la gastronomía cordobesa, ése es el del restaurante El Caballo Rojo. Un espacio de referencia que, durante las últimas décadas ha sido el mejor embajador de la hostelería de la ciudad. Una repercusión y prestigio que se debió al ingenio y, tesón y esfuerzo de José García Marín, un innovador empresario cordobés que supo ver el futuro de los fogones y ello partiendo de la propia historia de Córdoba. Y es que Pepe García recuperó la cocina mozárabe y puso a los fogones cordobeses, entre los más destacados de Andalucía y de España.
Un pionero que, a los 91 años de edad, fallecía este martes. Pepe García empezó a trabajar con 15 años y lo hizo como tabernero y cocinero. Mientras que su buen hacer y visión empresarial  también fundó los restaurantes El Blasón, Las Palmeras y El Mirador. Por su buque insignia (el restaurante ubicado frente a la Mezquita-Catedral de Córdoba) han pasado las grandes personalidades del mundo del arte, la literatura, la música y la política. Incluido, el rey emérito, Juan Carlos I de Borbón.
Trabajador incansable, Pepe García llevó las riendas de su proyecto vital hasta el final de sus días. Con él se marcha el emblema de una generación, que supo calibrar el verdadero potencial que tenía Córdoba, para llevar su nombre a buena parte de los rincones del planeta, gracias a los miles de visitantes de otras latitudes que visitan su establecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here