Córdoba entrega las cartas más importantes del año


Las calles del centro y del casco histórico se llenan de niños e ilusión, al paso de la Cartera Real

Cartas
La Cartera Real./Foto: LVC

“Queridos Reyes Magos: Este año me he portado muy bien”. A buen seguro, muchas de las cartas que los niños de Córdoba han entregado, en la tarde de este viernes, al heraldo de Sus Majestades de Oriente han comenzado así. La piloto de motociclismo, Andrea Sibaja, ha recorrido las calles del centro y parte del casco histórico, para recoger la ilusión de los más pequeños, de sus padres y de una ciudad, que ha acudido, de forma multitudinaria a entregar sus mejores deseos a la Cartera Real.
En esos miles de manuscritos se hallan los deseos, sueños y anhelos de miles de personas. De la alcaldesa, pidiendo que la Unesco declarea Medina Azahara Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. De los niños y, sobre todo de sus padres, hospitalizados en Reina Sofía para que pronto estén en casa, sanos, abriendo los regalos. De los miles de aficionados del Córdoba, que sueñan con que su equipo consiga la salvación. De los vecinos y comerciantes del barrio de San Agustín, necesitados de que concluyan las obras, que tantos estragos les han causado. De los miles de desempleados, de la segunda región más castigada por el paro de Europa. De los familiares de quienes tuvieron que salir de su ciudad, para encontrar trabajo. De los vecinos de Cruz Conde, Cañero o Vallellano, que no quieren que una comisión le cambie el nombre a sus calles ni a su barrio. De quienes velan por la seguridad de los cordobeses y se esfuerzan, aun más si cabe, estos días para que todos puedan disfrutar de días de fiesta y felicidad. De aquellos a los que atiende Cáritas o encontraron un trabajo gracias a ella, para que no les recorten la subvención del IRPF. De los músicos de Coronación de Espinas, que han regalado decenas de villancicos esta tarde, mientras soñaban con otra Semana Santa, cada vez más cercana…

Miles de peticiones y necesidades que, por unas horas, han llenado de alegría las calles de la ciudad, al paso de la Cartera Real y su séquito de sueños por cumplir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here