Los jóvenes con autismo sueñan con trazar un proyecto de vida


Nacho, un chico de 25 años, asegura que le "encantan" los temas políticos y que "sueña" con debatir con las autoridades los temas que son "fundamentales para el crecimiento de la ciudad"

Antonio Macías, Antonio Vallejo, Nacho, Juampi, Gonzalo, José, son 6 chicos de los 21 adultos del programa La Vida Adulta de Autismo Córdoba, que sueñan con saber gestionar su propio proyecto de vida. Los jóvenes acabaron sus estudios en aulas de educación específicas en institutos y en colegios de educación especial. Después de su formación básica, los chicos practican terapias ocupacionales que favorezcan su autonomía en un contexto controlado, que les permita su inclusión en la comunidad.  

María Muñoz, psicóloga de la asociación, explica que, poco a poco, “les hacemos cambiar de contexto para acercarlos al laboral”, observando “cómo solucionan distintas tareas para que adquieran destrezas”. Juampi, considerado por todo el grupo como “el delegado de clase”, se encarga de que “todo esté en orden” y destaca que sus “tareas favoritas” son ir de compras y supervisar que las tareas del grupo se lleven a cabo. 

Francisco Álvarez, coordinador de La Vida Adulta, resalta que los jóvenes “van adquiriendo confianza con el entorno y con las personas que les rodean para aprender a solventar distintas situaciones del día a día” es entonces cuando “se les motiva para que ocupen un puesto de trabajo y sepan cómo trazar su propio proyecto de vida”. Nacho es un chico que le “encantan” los temas políticos y que “sueña” con que, algún día, pueda debatir con las autoridades los temas que son “fundamentales para el crecimiento de la ciudad”, asegura. El joven tiene interés en que se lleve a cabo un Centro de Recursos en el Zoco, donde contarían con mayor espacio y recursos para preparar talleres y adquirir nuevos conocimientos sobre informática.

Antonio Macías, Antonio Vallejo, Nacho, Juampi y los monitores de
Nacho, Antonio Macías, Antonio Vallejo, Juampi y los monitores de ‘La Vida Adulta’.

La psicóloga subraya que “nuestro proyecto avanza en función a sus ilusiones y a las cosas que les apetece hacer”, permitiendo que sean ellos los que “decidan”, proponiendo actividades formativas y de ocio. Antonio Macías, uno de los hijos de los padres fundadores de la asociación, cuenta que está “entusiasmado” por comenzar sus prácticas laborales en las oficinas de la delegación de Salud, en la plaza Ramón y Cajal. Es un chico que ha adquirido grandes destrezas en el dibujo. Le gusta dibujar a sus superhéroes favoritos, como Capitán América, un héroe que destaca por su liderazgo y perseguir la justicia y la libertad, todo un “ejemplo” de lo que “me gustaría lograr en la vida”.
Capitán América, dibujado por Antonio Macías.
Capitán América, dibujado por Antonio Macías.

Por otra parte, Antonio Vallejo es un chico que le “apasiona” leer y escribir. Tiene un diario, donde ordena y anota sus pensamientos, planes y tareas. Su inquietud por las letras hacen que tenga interés por que la asociación establezca un convenio con una biblioteca para hacer sus prácticas laborales. “Me gustaría aprender cómo sería compaginar mi hobbie de la lectura con ocupar un puesto en la biblioteca”, resalta. Su género literario favorito es la fantasía, ya que le llama la atención “los detalles” que no ocurren en la vida real. Su personaje favorito es Harry Potter. Su libro favorito es La Espada Másica. Su película favorita es Gasper y El Pequeño Vampiro. Vallejo menciona que una de las actividades “más interesantes” a las que fue con su grupo de amigos fue a Cosmpoética, donde quedó “impresionado” con los recitales de poesía. 

El diario de Antonio Vallejo.
El diario de Antonio Vallejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here