¿Cuál ha sido la tendencia en las bodas este año?


Uno de los responsables de Pinsapo Flores, Rafael Cuevas, desvela cuáles han sido los elementos decorativos más utilizados en 2017

bodas
Decoración de una boda realizada por Pinsapo./Foto: LVC

El día más importante para cualquier pareja es el de su boda. Los novios eligen con cuidado el lugar donde se realizará la ceremonia, el mejor enclave para las fotografías y en el que compartir mesa con familiares y amigos. En todo este proceso hay un elemento común y que, a veces, pasa desapercibido: la decoración floral. Una parte tan indispensable en las bodas que, de no estar, se echa en falta. Es por ello que, sobre las tendencias que han predominado en este ámbito, uno de los responsables de Pinsapo Flores, Rafael Cuevas, desvela cuáles han sido los elementos decorativos más utilizados en el año que acaba.
Concluida la temporada 2017, Cuevas explica que siempre diferencian siempre tres etapas. La primera es la primaveral. En esa época, según señala el responsable de Pinsapo, los novios buscan colores fuertes, tales como rojos, amarillos o fucsias. “Los colores del abril y del mayo cordobés. Normalmente son parejas de aquí, pero que viven fuera y vuelven en los meses más bonitos del año para casarse y sorprenden a sus invitados con esos tonos”.
Por otra parte, están las bodas de verano. Éstas se caracterizan por tendencias más exóticas, con muchos verdes (helechos, costilla de Adán, etc). Elementos más tropicales que aguantan mejor el calor. Mientras que, ya en el otoño, la tendencia ha estado en torno a las tonalidades marrones, burdeos, “con una flor principal -el brezo- que hemos utilizado en numerosas bodas”.
Tendencia del año

En este apartado, Cuevas recuerda que esta temporada se ha regresado a la “naturalidad. Cada vez hay más parejas que buscan, por ejemplo, los canastos de mimbre, el boj, esos verdes naturales, como el trigo o la lavanda”. E incide en que este hecho se produce también dentro, incluso, de las propias iglesias que acogen estas ceremonias. En este sentido, el integrante de Pinsapo ha reconocido que es extensivo al lugar de las celebraciones, donde a los invitados se les sienta en mesas largas sin mantel, con sillas de madera. “Se aleja de esas bodas recargadas con sillones vestidos, por ejemplo”.
Valoración
“Es muy positiva. Cada vez se celebran más bodas en Córdoba, donde se cuidan los detalles”, ha asegurado. Ello para agradecer que se confíe en profesionales que “decoren el día más importante de su vida”.