¡Y también tocó la Primitiva!


La administración de loterías cordobesa 'La niña bonita de Córdoba' ha repartido cuatro grandes premios en lo que va de año y dos de ellos en el mes de agosto

Primitiva
Manuel Conde en la puerta de la administración de loterías ‘La niña Bonita de Córdoba’./Foto: LVC

La suerte va por barrios y, en este caso, por calles. Y es que la administración de loterías número 15, La niña Bonita de Córdoba, ubicada en la calle Cruz Conde está en racha. Con cuatro premios de importancia repartidos en lo que va de año, uno de sus responsables -Manuel Conde-, destaca que “es una gran alegría” haber vendido uno de los décimos del primer premio de la Lotería Nacional, correspondiente al pasado 31 de agosto. Y es mayor, si cabe, porque “hace dos semanas dimos 35.000 euros en La Primitiva”.
“Creemos que le ha tocado (el primer premio de la Lotería Nacional) a un cliente habitual”, desvela Conde. Éste lo argumenta en base a que “estamos ya de vuelta de las vacaciones y no es como cuando dimos, a mediados de mes, La Primitiva que no lo sabíamos muy bien porque había mucho turismo. Mientras que ya los clientes habituales están por aquí”. El lotero no duda en poner de relieve que este tipo de acontecimientos “dan vidilla a la administración” y señala que, en 2016, se repartieron 53.300 premios, cuya equivalencia en euros fue de 774.803. “Y eran normales, de poca cantidad”. Por lo que destaca que “este año ya lo hemos superado”.
Lotería 2
Manuel Conde en la puerta de la administración de loterías ‘La niña Bonita de Córdoba’./Foto: LVC

“Estamos en racha”, asegura Conde mientras no puede esconder la sonrisa. Y subraya que “es positivo porque anima mucho a la gente, que ya empieza a preguntar por la Lotería de Navidad, por ejemplo, y da mucha vida”. Sobre ese sorteo, el responsable asegura que se está vendiendo más, para recordar que hubo una bajada ostensible durante los años de la crisis. Además de haber recibido más boletos, Conde afirma que “también tenemos que poner de nuestra parte por se envían décimos fuera y se vende por Internet”. Por lo que considera que “hay que adaptarse a los tiempos y no puedes quedarte esperando (solo en la administración) a vender”.
Finalmente, si hay un premio que le gustaría dar a Conde es el de Navidad. “No por el importe porque hay otros premios mayores, pero te da mucha alegría porque suele ser muy repartido entre peñas, hermandades o equipos de fútbol, y hay mucha más gente contenta”.