El calor no da tregua en el fin de semana


Los 42,7 grados de hoy sábado bajarán ligeramente en los próximos días, y se llegará al próximo fin de semana con una temperatura de unos 38 grados

Durante todo este fin de semana se mantendrá sobre Córdoba la alerta naranja por el calor, después de que hoy sábado se alcanzaran los 42,7 grados, a las 17:00, en el Aeropuerto y para mañana esté prevista una temperatura máxima de 40 grados. De este modo, la provincia de Córdoba remata cinco días consecutivo en los que la temperatura registrada ha estado en cabeza de toda España. El viernes se marcaron 42 grados en Montoro y 41,9 en la capital, mientras el jueves fueron 42,1 los registrados en la localidad del Alto Guadalquivir y 41,0 en la ciudad de Córdoba. El miércoles fue Antequera quien se puso en cabeza con 41,8 grados, pero la capital cordobesa le siguió en segunda posición con 40,6 y el martes Montoro registró la máxima de España con 39,5 seguida de Córdoba con 39,4.

calor
Mujer bebe agua, sedienta por las altas temperaturas. /Foto: LVC

Para la semana entrante se esperan temperaturas altas, aunque la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no prevé, de momento, para ningún día registros superiores a los 40 grados. Así, el lunes bajará la alerta de naranja a amarilla y la máxima prevista rondará los 38 grados, el mismo registro que se anuncia para martes, miércoles y viernes, mientras que el jueves se espera una temperatura similar, con 37 grados.
Para mañana domingo, en el que estará vigente aún la alerta naranja, el servicio de emergencias sanitarias 112, hace las siguientes recomendaciones:

No salir a la calle en las horas centrales del día y practicar deporte o actividades físicas a primera o última hora de la jornada. Cuando salgamos a la calle, debemos protegernos con complementos como gorra, sombrero y gafas de sol y utilizar crema solar. La ropa debe ser holgada, de tejidos finos y colores claros.
Una correcta hidratación es fundamental frente al calor; hay que beber agua de forma abundante, incluso cuando no se tenga sed, y evitar las bebidas alcohólicas. Debe prestarse especial atención a las personas enfermas crónicas, los ancianos y los niños, más vulnerables a los efectos negativos del calor. En ningún caso se debe dejar a nadie, tampoco a las mascotas, en el interior de un vehículo estacionado al sol.
Es preferible ventilar la casa a primera o a última hora del día y mantener cerradas las ventanas y persianas que estén más expuestas al sol. Debemos hacer uso del aire acondicionado o el ventilador y, en caso de no disponer, permanecer en las estancias más frescas de la vivienda.

La alimentación más recomendable estos días es la elaborada a base de frutas, verduras y productos frescos. Es muy importante respetar la cadena de frío y no consumir comida que haya estado expuesta al sol o que lleve mucho tiempo preparada. Para los más pequeños de la casa, se deben preparar los biberones en el momento en el que vayan a ser consumidos.