Así han disfrutado los niños saharauis de una ciudad hecha a su medida


Los niños del Sahara, que pasarán este verano en Córdoba, han visitado esta mañana la Ciudad de los Niños y "se lo han pasado en grande"

Hoy se han levantado muy temprano los 123 niños saharauis, que han sido acogidos por familias cordobesas para pasar este verano, para poder disfrutar de una jornada de ocio y diversión en la Ciudad de los Niños. La iniciativa, desde el año 1994, parte de la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños  Saharauis (Acansa) y su fin es promover los lazos históricos entre los ciudadanos de Córdoba y la población saharaui y, sobretodo, hacer que los niños tengan unas “vacaciones en paz”.

Niños saharauis en la Ciudad de los Niños. /Foto: Curro Paniagua

La mañana ha comenzado con unas palabras del presidente de Acansa, Tomás Pedregal. El mismo ha pedido que a los asisntes que recuerden que “el pueblo saharaui necesita ayuda”. Por esto, ha hecho un llamamiento todos los políticos, que esta mañana estaban representados por Rafael del Castillo, responsable del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba; y Carmen González, delegada de Promoción de la Ciudad; para pedir que  “ayuden, entre todos, a estos niños”. Finalmente ha animado a las familias a que se unan a una “Córdoba solidaria” y que, así, el año que viene se consiga “traer a muchos niños más”.
Hammed, uno de los niños que estará pasando el verano en Córdoba, también se ha animado a decir unas palabras. Él lleva cuatro años seguidos viniendo a esta ciudad donde, según afirma, “se pasa el verano muy bien”. Además de las palabras de agradecimiento, Hammed finalizado su discurso gritando: “Todos los niños saharauis quieren un Sahara libre”. Por su parte, Del Castillo ha comenzado su intervención un “Nsala malekum” (que la paz sea contigo) a todos los niños. “Ya sois parte de la ciudad”, ha expresado el delegado que ha finalizado afirmando que  “lo que se hace en Córdoba no necesita elogio, ya que es una obligación moral”.
Después de este acto, todos los niños han desayunado y han pasado, rapidamente, a disfrutar de todas las atracciones de este parque, saltando en la cama elástica, refrescándose con las fuentes ,entreteniéndose jugando con agua y tirándose de todos los toboganes. Dicen haber “disfrutado como nunca”, entre risas y acompañados por los familiares que, durante todo el verano, se convertirán, por así decirlo, “en sus segundos padres”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here