Izquierda Unida se suma a las críticas a la Junta por los recortes en Sanidad


La formación exige el cumplimiento de las coberturas asistenciales y que se evite la saturación innecesaria de los servicios de Urgencias en Sanidad

El área de Salud Provincial de IULV-CA Córdoba quiere denunciar las consecuencias de los recortes económicos, y la ausencia de previsión de los incompetentes gestores de la administración autonómica, que afectan cada año al Sistema Sanitario Público Andaluz con la  llegada la época estival.

IMG 8646
Concentración de la ‘Marea Blanca’ ante la Delegación de Sanidad de la Junta. /Foto: LVC

En este sentido, desde la formación se señala que “multitud de centros de salud de toda la geografía cordobesa cierran por las tardes con las consiguientes faltas de asistencia para usuarios y el aumento de las visitas a las urgencias hospitalarias”. Asimismo, “el incumplimiento de la cobertura de facultativos y enfermería al cien por cien supone repartir cupos entre el resto de personal activo, aumentándolos significativamente en detrimento de su calidad asistencial, al reducir su tiempo de consulta, además de disparar las listas de espera para una cita de Medicina General, de Familia o Pediatría”.

La organización afirma que “tiene conocimiento de que la precariedad y los tipos de contratos ofrecidos hacen que muchos facultativos y enfermeros decidan marcharse a otras comunidades autónomas”. Por ello, “la falta de previsión ha propiciado que algunos distritos sanitarios de Atención Primaria aún no tengan cubiertas las plazas necesarias, dificultando en ocasiones el descanso de sus profesionales”.

“En puertas del inicio de vacaciones”, se manifiesta, “los distritos sanitarios Guadalquivir (Palma del Río – Montoro) y Córdoba están demandando médicos de familia para contratos mínimos de tres meses para sus coberturas. Además, tenemos noticias de que el quirófano de cirugía mayor ambulatoria de Palma del Río está cerrado desde hace año y medio, y el centro de salud de Peñaflor, perteneciente a la Zona Básica de Palma del Río, cerrará a partir del día uno de julio por las tardes, con lo que todas sus consultas tendrán que acudir a Urgencias de Palma del Río, como medida más próxima, lo que ha provocado que sus vecinos estén recogiendo firmas de rechazo para evitarlo y amenazando con cortes de carreteras”.

Por todo ello, “como ciudadanos” exigen “la permanencia de la atención sanitaria en sus horarios habituales, el cumplimiento de las coberturas asistenciales de su cartera de servicio y guardias, cumpliendo la demanda poblacional y evitando la saturación innecesaria de los servicios de Urgencias hospitalarios además de que se refuercen los puntos más conflictivos asistencialmente”, concluyen.