"La bonificación de la Junta perjudica a los universitarios ingenieros"


El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Córdoba requiere que se realice una adaptación especial de los requisitos a las Enseñanzas Técnicas

Ante la recién anunciada bonificación del 99% del precio de la matrícula a universitarios que aprueben el curso anterior por parte de la Junta de Andalucía, el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Córdoba y a su vez el de Andalucía Occidental (en el que se integra) requiere que se realice una adaptación especial de los requisitos a las Enseñanzas Técnicas, ya que la dificultad de estos estudios superiores impide, en la mayor parte de los casos, aprobar un curso completo por año lectivo.
En este sentido, el COIIAOc argumenta que el sistema de becas y ayudas estatales al estudio recogido en el Real Decreto 1721/2007 de 21 de diciembre del BOE ha tenido en cuenta, todos estos años, la diferencia entre ramas de conocimiento en función de su nivel de complejidad. De esta forma, el porcentaje de créditos a superar para percibir las ayudas siempre ha sido inferior en el caso de las Enseñanzas Técnicas frente a las carreras de Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias Sociales y Jurídicas o Ciencias de la Salud.
Según el presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Cordoba, Jesús Paniagua, “se trata de una positiva para la comunidad universitaria, pero que perjudica y penaliza económicamente a los ingenieros industriales, ya que difícilmente podrán acceder a una bonificación de este tipo debido a la dificultad de sus estudios y a aprobar todas las asignaturas en un curso”. “Ahora muchos jóvenes pensarán que haciendo una ingeniería no sólo tardarán más tiempo en acabar su carrera que la media, sino que les costará más dinero que a otros universitarios que hayan optado por otro tipo de enseñanzas con menos complejidad”, añade Paniagua.
Para el representante de los ingenieros en Córdoba,  la Junta de Andalucía “debería estudiar una forma de compensar esta bonificación según la dificultad de los diferentes estudios y grados universitarios”. “Al igual que el sistema de ayudas y becas estatal, esta medida debería ofrecer unas condiciones a las ramas técnicas porque, en caso contrario, podemos desincentivar la elección de estudios superiores técnicos, mientras nos encontramos una realidad en la que la demanda de este tipo de perfiles profesionales aumenta y desciende la oferta”, ha explicado Paniagua.
Descenso de matriculaciones en carreras técnicas
Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que más del 90% de los titulados en Ingeniería Industrial se encuentran en activo, unas cifras similares a las que ofrecen otras titulaciones de Ingeniería y carreras técnicas. Sin embrago, mientras la demanda en estos sectores ha ido en aumento en los últimos años, la oferta de estos perfiles profesionales está disminuyendo.
Según un estudio de la consultora Mur & Martí, en los últimos años ha aumentado un 20% la demanda de ingenieros, mientras que las matriculaciones en carreras de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas ha disminuido aproximadamente en el mismo porcentaje. Azaña explica que “en los últimos diez años, las matriculaciones en este tipo de estudios han descendido alrededor de un 30% en España por lo que, si además se ponen en marcha iniciativas como esta que no benefician a los universitarios de este perfil, lo único que se va a conseguir es que siga descendiendo la oferta de profesionales técnicos altamente cualificados mientras continúa aumentando la solicitud por parte de empresas de estos sectores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here