Centros sin aire, menor rendimiento, mareos y lipotimias: los efectos del calor en los colegios


CSIF denuncia que en el 69,2 por ciento de los centros se ha producido algún episodio de lipotimias entre los alumnos o los docentes como consecuencia del calor

El Sector de Educación de CSIF Córdoba insta a la Consejería de Educación a que tome medidas urgentes” en los centros que no cuentan con aire acondicionado en sus aulas, debido a que en los próximos días se prevén temperaturas extremas superiores a los 40 grados. Desde CSIF se pide que, al igual que ocurre cuando se producen inclemencias meteorológicas relacionadas con el frío, se activen protocolos de emergencia que adapten los periodos docentes a las horas de menos temperatura, además de que se contemple la suspensión de las clases a partir de las 12 de la mañana en los días de más calor.

calor
Alumnos maristas participantes en la carrera./Foto:LVC

Y es que desde este sindicato se ha realizado una encuesta entre los centros educativos de la provincia que señala que en el 95,7 por ciento de los colegios e institutos que no disponen de aire acondicionado en sus aulas han superado los 26 grados en los últimos días. Esta temperatura se considera que es el valor máximo recomendado por las autoridades sanitarias para que el bienestar término en las oficinas.

El estudio elaborado por CSIF Córdoba también pone de manifiesto que el 68,8 por ciento de los centros no dispone de climatización en las clases, al mismo tiempo que sólo un 3,5 por ciento tiene instalados estos equipos en todas las aulas. Es por ello que el 96,5 por ciento de los docentes consultados afirma que en su centro no existe una climatización adecuada para hacer frente a las altas temperaturas.

También se destaca que el 98,8 por ciento de los maestros y profesores opinan que el fuerte calor registrado en las últimas jornadas influye en el rendimiento académico de los alumnos y perjudica su trabajo. El sindicato se muestra especialmente preocupado por el hecho de que en el 69,2 por ciento de los centros se ha producido algún episodio de lipotimias o mareos entre los alumnos o los docentes como consecuencia de las altas temperaturas.

Alumnos atravesando la obra de Capitulare
Alumnos en dirección al colegio. /Foto: LVC

Por último, en el estudio se pregunta a los colegios e institutos que disponen de aire acondicionado sobre su financiación. Sólo el 2,5 por ciento de los equipos han sido adquiridos por la Administración, mientras que el 53,4 por ciento el comprador ha sido el mismo centro y el 30,1 por ciento, las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA). Desde CSIF se apunta que este hecho “ha generado una situación de desigualdad entre el alumnado de unos centros y otros, viéndose especialmente afectadas las zonas donde la situación socioeconómica de las familias les ha imposibilitado hacer frente a tales desembolsos”.

CSIF, en vista de estos resultados, ha enviado un escrito a la delegada territorial de Educación en Córdoba, Esther Ruiz, para transmitirle la “insostenible” situación en la que se encuentran miles de docentes y de alumnos en la provincia debido al incremento de las temperaturas en las últimas semanas hasta desembocar estos días en la declaración de alerta naranja en Córdoba debido a que en muchas localidades se superan los 40 grados.

Alumnos del colegio Cervantes. /Foto: LVC

La responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, señala en que “el proceso de enseñanza y aprendizaje se hace inviable” a las temperaturas a las que hace referencia el estudio, que superan los 26 grados en la mayoría de los casos. “Para nosotros, lo más grave de esta situación es el riesgo al que se están exponiendo los docentes y los alumnos, que son menores de edad cuyo cuidado y educación nos confían las familias”, agrega.

Así, piden a la Consejería de Educación que “dé un paso al frente y cumpla con su compromiso en los centros de su titularidad, haciéndose cargo de unas inversiones que, en ningún caso como el de nuestra provincia, en modo alguno pueden considerarse como un lujo, sino más bien como un requisito mínimo para garantizar la salud de las personas que están bajo su responsabilidad”. Asimismo, CSIF considera necesario que la Junta acometa las reformas que sean precisas a fin de que los centros educativos adapten sus instalaciones eléctricas a las demandas de energía que requieran los nuevos equipos de climatización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here