El Ayuntamiento cede ante los caracoleros y promete regular su situación


La suspensión de la caracolada popular hace que el Ayuntamiento se replantee su postura y regule la situación actual de la asociación de caracaleros

La relación entre la Asociación de Comerciantes Caracoleros de Córdoba y el Ayuntamiento de la ciudad no está atravesando su mejor momento. De hecho, la celebración de la caracolada popular, prevista para este pasado domingo, día 14, fue suspendida por “el trato despectivo” recibido por parte del Consistorio. Entre los principales motivos, se encuentra los incidentes sufridos con la administración local y la “falta de transparencia de ésta”. También, se han quejado, desde la asociación, de la concesión de autorizaciones para la instalación de más puestos, llegando incluso “a cerrar con llave la oficina de autorizaciones, llamar por teléfono y colgar directamente”.

caracoles Córdoba caracoleros
Puesto de caracoles en la plaza Poeta Juan Bernier. /Foto: LVC

Tampoco, quieren una imposición de la temporada de cuatro meses, es decir, la temporada dura tres meses y, anteriormente, si un comerciante quería podía abrir diez días más, pagando el coste que ésto supone, ahora desde el Consistorio obligan a mantener abierto el puesto cuatro meses. Sin embargo, parece que, precisamente, la suspensión de esta celebración, sumado a la presión de los caracoleros cordobeses, ha hecho que el Ayuntamiento cambie su postura y vaya a “regularizar la situación de estos comerciantes”. Así lo ha expresado el presidente de los Asociación de Comerciantes Caracoleros de Córdoba, José Antonio Henares, que, además, es propietario del puesto de caracoles de Miralbaida.

A pesar de esta ” buena noticia”, Henares ha lamentado la pérdida de este “día tan especial”, que ha sido “una verdadera pena”. El presidente ha recordado que, efectivamente, cuentan con una subvención del Ayuntamiento para la celebración de esta jornada, “pero todo lo que les dan se gasta allí mismo”. Así, ha insistido en que a ellos “les ha dolido mucho por los cordobeses, que se merecían este día”. Además, les duele todavía más porque quien organiza la caracolada es la delegación de Fomento del Consistorio, “con los que no tienen ningún problema”, y ha tenido que pagar las consecuencias “la nefasta gestión del área de Movilidad”. El presidente de la Asociación de Caracoleros ha recordado que la suspensión era “la única forma que tienen de reivindicar sus derechos frente al Ayuntamiento”, algo que, parece ser, empieza a dar sus resultados.

caracoles Córdoba caracoleros
Puesto de caracoles en la plaza de la Magdalena. /Foto: LVC

Por otro lado, Juan Carlos Oliva, propietario del puesto de Caracoles Noreña, en Isla Fuerteventura, ha explicado que en su caso le habían llamado desde distintos lugares de la geografía española interesados en asistir a la caracolada popular. De hecho, desde Ciudad Real iban a asistir tres familias; desde Écija, un autocar de 60 plazas; desde Granada, un microbús; y desde Almería, dos autocares completos. Finalmente, los únicos que vinieron a la ciudad fueron los de Ciudad Real. 

No son las únicas visitas que ha perdido la ciudad, ya que según han informado desde otros puestos, también iba a venir gente de Sevilla, Huelva, Madrid y Valencia, que, “al final, tuvieron que suspender su viaje”. Con todo esto, en lo que coinciden todos los caracoleros es en “el malestar que les ha producido no poder compartir un día tan importante con los cordobeses, con sus clientes diarios, que siguen fieles a su taza de caracoles, pase lo que pase”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here