¿Cómo nos afecta el cambio de hora?


Hay estudios que demuestran que el cambio de hora puede provocar alteraciones como depresión, astenia, somnolencia, nerviosismo, o cefaleas

Anoche, el guitarrista Juan Serrano trastocó las cuerdas de su guitarra al no saber si tenía que tocar tres toques de soleares o solamente dos haciendo que el reloj de las Tendillas, acostumbrado a llevar el ritmo bien marcado, desde su construcción, confundiese a aquellos que todavía no sabían que la hora cambiaba, no sólo en la ciudad sino también en el resto del hemisferio Norte. Efectivamente, anoche se adelantaron una hora los relojes de los cordobeses, es decir, cuando eran las 02:00 se pasó a las 03:00. Esta medida no es nueva, ya que se implantó al finalizar la Segunda Guerra Mundial y, ahora, por orden de la Unión Europea, todos los estados miembros deben cumplir esta normativa para aprovechar más las horas de luz y rebajar el consumo.

Reloj. /Foto: LVC hora
Reloj. /Foto: LVC

Seguramente, desde su despacho en Europa, y con toda la mejor intención del mundo, no pensaron en una pequeña ciudad en la zona de occidental de Andalucía llamada Córdoba ni en los quehaceres de los vecinos de este lugar que, anoche, de una forma u otra se vieron trastocados por este cambio horario. A más de uno, al ser sábado, le pillaría el cambio fuera de su casa disfrutando de los placeres de la noche de la ciudad, a otros, menos afortunados, que tenían que trabajar este domingo se acostaron recordando que esa noche iban a dormir una hora menos.
Afectar el cambio, afecta, sin duda. Hay estudios que demuestran que puede provocar alteraciones como depresión, astenia, somnolencia, nerviosismo, cefaleas, problemas digestivos o, incluso irritabilidad. De hecho, uno de los estudios, publicados en el año 2008 demostró que en las noches con cambios horarios parece haber un incremento del número de infartos de miocardio. Así, mismo, otros estudios relacionan este cambio horario con episodios de maniáticos. Si se puede, también hay que evitar viajar en este transcurso, ya que, según otro estudio, se observó un aumento en los accidente de tráfico.
Reloj de las Tendillas hora
Reloj de las Tendillas sonará a ritmo de versos. /Foto: guiasdecordoba.es

Hay otros estudiosos, más dramáticos, sin duda, que contemplan una relación entre el impacto del cambio estacional de la hora con el aumento del índice de suicidios. Afortunadamente, no son el número más significativo. Más vale prevenir que curar, por esto, durante los días previos es importante acostarse un poco antes para poder ir adaptándose, de esta forma, al nuevo horario. Lo mismo a la hora de levantarse, es decir, comenzar la semana viviendo una hora antes, o una hora después dependiendo del cambio. Eso sí, esto se hace complicado al tener que cumplir unos horarios que no se han amoldado pensando, precisamente, en que tú tengas que adaptarte al cambio.
El ejercicio físico, también, se convierte en un aliado a la hora de amoldarse, ya que adapta los ritmos del cerebro y evita patologías del sueño. Otro consejo, el que más duele, sería evitar la siesta por aquello de que, si ya llegas cansado a la cama te costará menos dormirte. Lo cierto es que el ser humano y, por supuesto su cuerpo, está tan acostumbrado biológica y socialmente a cumplir con unos horarios que cualquier tipo de cambio afecta de forma indirecta a nuestra forma de comportarnos. El mejor consejo: tomárselo con tranquilidad y no hacer un drama de un simple giro de una manecilla de reloj.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here