El Centro de Control Animal extraerá el ADN de los perros de acogida


Entre las medidas de seguridad sanitaria del CECA se encuentra la extracción del ADN de los perros que se den en adopción para tener un mayor control

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el Centro de Control Animal en Córdoba (CECA) es al contagio de enfermedades que se producen entre los perros que están acogidos en este edificio. Por este motivo, desde la organización del centro se van a adoptar una serie de medidas que persiguen, precisamente, el evitar la proliferación de estas patologías que afectan a los animales acogidos. Estas medidas, según ha explicado el responsable de CECA, Enrique Flores, “están centradas en cumplir el objetivo de Sacrificio Cero, que no consiste en no sacrificar ningún animal, sino no sacrificar animales por falta de espacio en el centro”.

Perro. /Foto: LVC (CECA)
Perro. /Foto: LVC

El problema principal radica en que si en el centro se acogen animales de procedencia desconocida y deben pasar varios días en el mismo el contagio de enfermedades es casi inevitable. De hecho, según un estudio realizado en 12 de centros de control animal y, en 5 comunidades autónomas, se han obtenido resultados muy significativos. Por ejemplo, el 70 por ciento de los perros que entran en estos lugares presentaban parvorisosis canina, moquillo o leishmaniosis canina. De esta forma, según ha aclarado Flores, con estos datos, se ha desarrollado un convenio con la Universidad de Córdoba para rediseñar la gestión del centro en este aspecto.
En este sentido, se ha creado una zona de bioseguridad en la que estarán unos de unos 5 o 10 días los animales para evaluar si tienen algún síntoma de alguna enfermedad. Así, esta zona estará totalmente cerrada herméticamente y restringida a los asistentes del centro. También, se ha procedido a la vacunación de todos los animales de nuevo ingreso. Otra de las medidas es independizar cada una de las unidades de jaula, con lo que se persigue evitar el contacto directo entre ellos.
Sin duda, la medida que más puede llamar la atención es la retirada de una muestra de sangre de cada uno de los animales, de esta forma, ha explicado Flores, si desde el CECA se encuentra un animal que ha sido maltratado y, previamente tenemos su ADN se podrá discernir quién ha sido el causante de este maltrato. A su vez, desde el Ayuntamiento se va a crear el consejo de consultivo municipal de animales domésticos. En este órgano estarán representadas las protectoras de animales se trabajará de forma conjunta con el CECA.
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here