Todavía hay cordobeses que desconocen que el cinturón de seguridad salva vidas


El cinturón de seguridad, entre otras cosas, reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, e impide que el ocupante salga expulsado del vehículo en caso de impacto

Sede del TSJA en Granada.
Sede del TSJA en Granada. /Foto: LVC

En 2016 se formularon 1.918 denuncias por no utilizar el cinturón de seguridad, la segunda infracción más denunciada. Pese a conocerse la importancia del uso del cinturón de seguridad como un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, cuya utilización reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, en las carreteras de Córdoba durante 2015, 4 de los 9 fallecidos usuarios de turismo y furgoneta no hacían uso de dicho dispositivo, un 44 por ciento.

Cinturón de Seguridad.
Cinturón de seguridad. /Foto: LVC

Para intentar que su uso sea del 100 por cien y que no fallezca ninguna persona más por no hacer uso de dicho dispositivo, la DGT va a realizar durante esta semana una campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. Los agentes de la Agrupación de Tráfico comprobarán que los ocupantes de los vehículos que circulan por carretera llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad, poniendo especial énfasis en los menores y que estos vayan perfectamente anclados en su silla correspondiente. La previsión es controlar a 7.000 vehículos.
Como el uso de este dispositivo de seguridad es menor en las vías urbanas, tal y como recoge la encuesta sobre el uso de cinturón de seguridad de la DGT, se ha invitado a los ayuntamientos que disponen de policía local propia para que se sumen a la campaña realizando estos controles en las vías de su competencia. El uso del cinturón de seguridad es más habitual en los asientos delanteros que en los traseros. 10 de cada 100 personas que viajan en estas posiciones no llevan puesto este dispositivo. En los asientos traseros, el no uso del cinturón se duplica. 20 de cada 100 personas que van sentadas en los asientos traseros no lo usa.
Coches. /Foto: LVC
Coches. /Foto: LVC

En las vías urbanas el uso del cinturón de seguridad es menor que en las interurbanas. Distinguiendo por zona y tipo de vía, se observa que en las autopistas y autovías la práctica totalidad de los ocupantes utilizan el cinturón de seguridad, un 96 por ciento, y algo menos en las carreteras convencionales, un 93 por ciento. En el caso de las vías urbanas teniendo en cuenta el tamaño del municipio, el uso de este sistema de seguridad varía. En las ciudades, de al menos 100.000 habitantes como Córdoba, su uso ronda el 84 por ciento y los municipios de menos de 60.000 habitantes se sitúa entre el 70 y 80 por ciento.
El uso correcto del cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto y en todos los asientos. Entre las razones que justifican su uso destacan: Reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente; Impide que el ocupante salga expulsado del vehículo en caso de impacto; Distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo; El airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria; No utilizar el cinturón de seguridad en los asientos traseros supone un gran riesgo, ya que en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros puede ser hasta 8 veces mayor.
Al igual que no todos los adultos hacen uso del cinturón de seguridad en sus desplazamientos, con los menores ocurre lo mismo. No siempre son sentados y anclados correctamente en sus sistemas de retención infantil. En 2014, 2 de los 14 niños menores de 12 años fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente, ni 9 de los 82 heridos graves, ni 107 de los 2.724 heridos leves. Estas cifras llevan a la DGT a seguir insistiendo en la responsabilidad de los adultos para transportar a los menores de manera segura y a priorizar la seguridad de los mismos
Coche accidentado.
Coche accidentado. /Foto: LVC

Para conseguir entre todos que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en su sillita, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.
Asimismo, para aumentar la seguridad y la protección de los menores y reducir la gravedad de las lesiones que pudieran sufrir en caso de accidente, se ha modificado también la norma que lo regula, de modo que desde el 1 de octubre pasado, además de que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros utilicen un sistema de retención infantil homologado y debidamente adaptado a su talla y peso, deberán situarse en los asientos traseros, excepto: Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características, cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.
En caso de que ocupen los asientos delanteros, siempre deben ir con el sistema de retención adecuado a su peso y talla y si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado. Los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado el fabricante, en las que se indicarán de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here