En busca de las moscas y mosquitos en Córdoba


El Ayuntamiento renueva un convenio con la Universidad de Córdoba para realizar un trabajo de investigación sobre las moscas y mosquitos en la ciudad

El Ayuntamiento de Córdoba ha renovado el convenio de colaboración que ya firmó el año pasado con el departamento de Ecología de la Universidad de Córdoba (UCO) por el que se prestaba colaboración para desarrollar un trabajo de investigación con respecto a las moscas y mosquitos en la ciudad. En concreto, durante 2016 se realizaron unas 207 intervenciones desde el Consistorio cordobés gracias a este estudio, en el que lograron reducir las plagas de mosquitos y moscas y, con esto, reducir las quejas de los ciudadanos por estas “pesadas” plagas.

Diego Jordano, Pedro García y Rafael Obregón. /Foto: LVC (moscas)
Diego Jordano, Pedro García y Rafael Obregón. /Foto: LVC

El responsable del departamento de Ecología de la UCO, Diego Jordano, ha aclarado que el objetivo principal de este estudio era localizar aquellos sitios que resultaban más idóneos para la proliferación y el desarrollo de plagas de moscas y mosquitos. Así, la idea fundamental es poder situar estos espacios y comunicárselo al servicio de limpieza de Córdoba y que, de esta forma, su trabajo tuviese mucha más eficacia.
Así, otro miembro del departamento de Ecología, que ha estado trabajando en este proyecto, Rafael Obregón, ha explicado que entre las conclusiones se ha podido discernir que “en Córdoba hay ocho especies de moscas de las que dos son perjudiciales para la especie humana”. También, han detectado “varias especies de mosquitos de los que ninguno vienen de fuera del país”. En este sentido, dentro del estudio también han monotorizado la presencia del mosquito tigre que en Córdoba todavía no está, pero “sí estamos en alerta porque hay focos en lugares cercanos, como en Málaga”.
Mosquito. (moscas)
Mosquito.

En cuanto a las zonas más afectadas, las larvas de la mosca negra “que es lo que ha causado muchos problemas en estos años”, prefieren hábitats con agua corriente y limpia, contrariamente a los mosquitos comunes que “prefieren el agua estancada”. En Córdoba existen muchas zonas de riesgo como los arroyos, ríos y, sobretodo, las vertientes que desembocan en el río Guadalquivir. Eso sí, contrariamente a lo que se pueda pensar, el río Guadalquivir podría ser “el punto menos problemático, sobretodo el problema estaría en lugares como Villarubia y zonas periféricas”, ha aclarado Jordano.
De forma paralela a este estudio, en el mes de abril se realizará una campaña de concienciación de prácticas y uso para evitar los focos de plagas de moscas y mosquitos en los hogares. Así, se tratará de un pequeño tríptico en el que “se explica lo que hay hacer y lo que no hay que hacer para protegerse frente a los mosquitos y evitar que nuestras propias casas puedan ser foco de plagas”. Como recomendación previa, los expertos avisan de que “es importante conocer que los mosquitos necesitan el medio acuático para evolucionar”. Así, hay que presentar especial atención a los recipiente de agua estancada, como las macetas o jarras; ya puede convertirse en lugar de foco.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here