“Una de chicos y una de gordos”, ya llegan los caracoles a Córdoba


El próximo 24 de febrero más de 40 puestos de caracoles tomarán la ciudad trayendo, por fin, un aire de primavera a las calles cordobesas

Las tradiciones continúan y año tras, tras año cumplen fielmente con su deber. Entre estas tradiciones, sin duda, una de las más arraigadas en la ciudad es la de los caracoles. Más de 40 puestos ocuparán las calles de la ciudad el próximo 24 de febrero para ofrecer a los asiduos de este caldoso plato los mejores caracoles de esta tierra. Será así hasta el 14 de junio cuando los propietarios comiencen a desmontar sus efímeras carpas, a guardar las ollas y dejar a los cordobeses con las ganas hasta febrero del próximo año.

Puesto de caracoles preparándose. /Foto: LVC
Puesto de caracoles preparándose. /Foto: LVC

Pero para esto aún queda mucho tiempo que, seguro, más de un cordobés aprovechará para disfrutar de su taza de caracoles, ya sean chicos, gordos, con una salsa o con otra. Y es que en la variedad está el gusto. Por ejemplo, Dolores Mellado, vecina del barrio de la Fuensanta afirma que “mis favoritos son los caracoles gordos, con una buena salsa que tenga un toque picante y, por supuesto, mojar el pan en el plato”. Otra vecina, pero en este caso del barrio de San Lorenzo, Teresa Sánchez dice que “prefiere la típica taza de caracoles con el caldo bien caliente y a poder ser que sea en la plaza de la Magdalena, que es donde más me gustan”.
Efectivamente, uno de los lugares más emblemáticos para tomar caracoles es la plaza de la Magdalena. Sin embargo, esta tradición se ha ido extendiendo por todos los barrios de la ciudad sin que, apenas, quede ninguno que no tenga un puesto donde saciar sus ganas de una buena taza de caracoles”.
Incluso, muchos seguro que están preparando sus mejores recetas con vistas al concurso que premia los mejores caracoles, tanto en la categoría de en caldo, es decir, chicos; o en la categoría de en salsa, es de decir gordos. El año pasado, por ejemplo el ganador del Caracol de Oro fue Caracoles Cruz de Juárez, en el barrio de Santa Rosa; el galardonado con el Caracol de Plata fue Los Patos II, en la calle Periodista Eduardo Dato, y el premiado con el Caracol de Bronce fue Los Patos III, en la plaza de Vistalegre. Así que no queda otra que ir preparando el estómago, dejar el chaquetón a un lado y cambiarlo por una buena rebeca, salir a la calle y disfrutar de los caracoles cordobeses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here