Reina Sofía, segundo hospital en aplicar una avanzada técnica oncológica


La Biopsia Líquida es una técnica menos invasiva, más rápida y precisa para el paciente oncológico avanzado

El Hospital Reina Sofía y el Imibic aplican una técnica experimental menos invasiva, más rápida y precisa para el paciente oncológico avanzado denominada Biopsia Líquida. Esta técnica comenzó a aplicarse en el Hospital Reina Sofía a finales del 2015, siendo el primer Hospital de Andalucía y el segundo de España (el primero fue el Vall d’Hebron) en introducir esta innovación en el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Concretamente consiste en obtener información muy precisa del tumor en tiempo real a través de una extracción de sangre.

Presentación de la técnica del Biopsia Líquida.
Presentación de la técnica de Biopsia Líquida. /Foto: LVC

Así lo han puesto hoy de manifiesto la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Ángeles Luna; la gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez; el director científico del Instituto Maimónides de Investigaciones Biomédicas (Imibic), Justo Castaño, y el director de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía, Enrique Aranda.
La Biópsia Líquida es posible gracias a los avances que se han producido en el campo de la biotecnología. En este sentido, la muestra de sangre es analizada en un equipo ubicado en el Imibic, que cuenta con un software específico “que permite estudiar la vías de señalización RAS para poder utilizarlas como biomarcadores, es decir, extraer información genética del tumor, en pacientes con cáncer colorrectal metastásico”, según ha explicado el director de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía e investigador responsable del grupo de investigación del Imibic Nuevas Terapias en Cáncer, Enrique Aranda.
El gran reto según ha destacado el director de la UGC de Oncología Médica del Hospital, “es adelantarnos a las mutaciones y poder adaptar el tratamiento a los cambios del paciente, ofreciendo uno más preciso y eficaz”. Asimismo, Aranda destaca que el futuro también “pasará por aplicar la técnica en otros cánceres, pero para ello tenemos que seguir avanzando en el tipaje y, en paralelo, se irá evolucionando en el desarrollo de equipos más prácticos y económicos que puedan llegar a ser funcionales en la misma consulta del profesional”.
Desde que comenzaran a aplicar la biopsia líquida, más de un centenar de pacientes con cáncer de colon se han beneficiado de la ventajas que ofrece esta técnica, convirtiendo al Hospital Reina Sofía en centro referente para otros hospitales de Jaén y Sevilla. Cada año se detectan en España casi 33.000 casos de cáncer de colon (unos 460 en el Hospital Reina Sofía), el 40 por ciento de ellos en fase metastásica.
Hasta ahora, para conocer la evolución del tumor los especialistas en Oncología tenían que extraer una muestra del tejido del tumor a través de la realización de una biopsia. Esta técnica, que sigue siendo la más utilizada en los centros hospitalarios, es mucho más invasiva que la biopsia líquida y la obtención de resultados es más lenta, ya que para extraer una muestra del tejido tumoral del paciente éste tiene que ingresar y ser anestesiado, puesto que la biopsia requiere punción, incisión o cirugía, dependiendo de los casos.
Además, la biopsia no posibilita un seguimiento continuo del progreso patológico. Ésta es precisamente una de las principales ventajas de la biopsia líquida, ya que el procedimiento es sencillo y facilita un muestreo de repetición en base al criterio que el profesional estime oportuno para controlar la evolución del tumor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here