Una mejor atención para el recién nacido de riesgo


Esta actividad ha permitido actualizar el proceso asistencial para mejorar la atención que reciben estos menores

La Unidad de Gestión Clínica de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario Reina Sofía y profesionales de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales han organizado una jornada para dar a conocer tanto el Proceso asistencial integrado: seguimiento recién nacido de riesgo como la coordinación que los profesionales de este servicio mantienen con los Centros de Atención Infantil Temprana. Esta actividad está incluida en la agenda de actividades científicas que se lleva a cabo este año con motivo del 40 aniversario del complejo sanitario. Entre los asistentes a la jornada figuran profesionales de los Centros de Atención Temprana Infantil, pediatras de Atención Primaria, médicos rehabilitadores, neonatólogos, psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, personal enfermería y trabajadores sociales, entre otros.

Organizadores y ponentes de las jornadas.  (recién)
Organizadores y ponentes de las jornadas. /Foto: LVC

Este proceso centrado en el seguimiento del recién nacido de riesgo se implantó en el complejo sanitario cordobés en abril del pasado año. El encuentro, que ha reunido en el salón de actos del hospital a medio centenar de especialistas implicados en la atención de estos niños, ha permitido analizar de manera pormenorizada dicho proceso, así como la participación del personal de Rehabilitación en el mismo, que incluye la valoración y el seguimiento del recién nacido de riesgo, la fisioterapia realizada en el hospital y la coordinación con los CAIT, que permite la continuidad asistencial y tener conocimiento de los tratamientos que en ellos se realizan.
La organizadora del encuentro, la médica rehabilitadora Josefina Jiménez, asegura que esta manera de trabajar permite que todos los profesionales implicados “hablamos un lenguaje común, nos guiemos por actuaciones homogéneas y tengamos como referente la coordinación interniveles, que permita la continuidad asistencial en el tratamiento que precisan los recién nacidos de riesgo”. La doctora Jiménez es la responsable de Rehabilitación Infantil en el hospital.
La puesta en marcha del proceso facilita el seguimiento adecuado de estos menores con riesgo neurosensorial, biológico, psicológico y sociofamiliar durante la etapa neonatal. En este sentido, todos los pasos van encaminados a detectar señales de alerta que permitan identificar un normal desarrollo o posibles desviaciones. Los avances terapéuticos y técnicos en la etapa perinatal han permitido que la barrera de la viabilidad de un recién nacido haya aumentado, sobreviviendo algunos de bajo peso y pocas semanas de gestación. En este sentido, hablar de la supervivencia del prematuro y de los grandes prematuros es hoy día una realidad.
En la Unidad de Neonatos del Hospital Reina Sofía ingresan cada año más de 600 recién nacidos, de los que alrededor del 70% son prematuros. La prematuridad es la principal causa de discapacidad en la infancia: retraso en el desarrollo psicomotor, parálisis cerebral y pérdida de audición o de visión.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here