Estudian la eficacia del tratamiento contra el cáncer colorrectal


Científicos del Imibic, el Hospital Reina Sofía y la Universidad de Córdoba investigan cómo predecir la respuesta a un tratamiento contra el cáncer colorrectal

Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic), del Hospital Universitario Reina Sofía y la Universidad de Córdoba (UCO), han comenzado un proyecto de investigación denominado Polaf, en pacientes con cáncer colorrectalmetastásico. Este proyecto consiste en un estudio fase II en el que se evaluarán polimorfismos de hipertensión arterial, que permitirán predecir la respuesta y la eficacia del tratamiento con un fármaco antiangiogénico, cuyo principio activo es Aflibercept, lo que posibilitará hacer una mejor selección del tratamiento antineoplásico, mejorando la calidad asistencial de los pacientes.

Equipo de investigación. /Foto: LVC cáncer
Equipo de investigación. /Foto: LVC

En este estudio, cuyo responsable es el director de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Reina Sofia,catedrático de la UCO y responsable del grupo de investigación de Nuevas Terapias en Cáncer del Imibic, Enrique Aranda, participan 15 hospitales de toda España, coordinados desde Córdoba. Así, se basa en que actualmente los oncólogos disponen de terapias dirigidas a impedir que los tumores formen nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis), y por lo tanto, bloquear el desarrollo y diseminación tumoral, es decir, evitar que se extienda la enfermedad. El grupo de investigación ha identificado que ciertos polimorfismos genéticos relacionados con la hipertensión arterial pueden constituir un factor predictivo de respuesta a la terapia antiangiogénica en cáncer.

Quirófano. cáncer
Quirófano. /Foto: LVC

Este grupo realizó un primer trabajo en 2014, en el que se demostró que una variación genética relacionada con la hipertensión arterial puede determinar la respuesta a un tipo de fármacos (antiangiogénicos) para pacientes con cáncer. El resultado de este estudio del IMIBIC dio lugar a una patente internacional, Polimorfismos de la enzima convertidora de angiotensina para predecir o pronosticar la respuesta al tratamiento antiangiogénico del cáncer, que protege el uso de esta variante genética para desarrollar una herramienta que permita pronosticar la eficacia de estos fármacos contra el cáncer. El ensayo, recién comenzado, es un paso más para definir y validar clínicamente estos biomarcadores, y para evaluar la eficacia del tratamiento con el fármaco antiangiogéncio Aflibercept en pacientes que porten o no estos polimorfismos.

Este estudio supone una innovación en oncología personalizada, ya que garantizará el suministro del tratamiento correcto al paciente, y mejorará la calidad asistencial, pues actualmente hay pacientes que no responden a estos fármacos y además sufren los efectos secundarios de la terapia. En este sentido, Enrique Aranda ha destacado la importancia actual de la individualización del tratamiento para que sea más adecuado para cada paciente.