El Botánico se completa con una biblioteca sobre Paleobotánica

93

La colección está formada por 14.500 publicaciones reunidas a lo largo de los últimos 60 años por el profesor Roberto Wagner

El consejo de administración del Instituto Municipal de Gestión Medioambiental (Imgema) tiene previsto aprobar en su reunión de hoy la adquisición de la biblioteca del profesor Roberto Wagner sobre Paleobotánica lo que completa el museo que sobre esta materia está situado en el interior del Jardín Botánico, concretamente en el Molino de la Alegría, con los fondos que en su día donó dicho docente.

De forma paralela a la donación a la ciudad de los fósiles en 1983, el profesor Wagner también cedió en calidad de préstamo de uso con derecho de compra preferente su propia colección bibliográfica sobre esta materia, compuesta por 14.500 ejemplares que ocupan un espacio de 60 metros lineales. Ahora, el docente ha decidido vender esta colección y el Imgema ha ejercido su derecho, para lo que se ha realizado un informe que justifique la importancia de la adquisición.

En dicho documento se afirma que esta biblioteca es “el complemento esencial e indispensable para el estudio de la colección de fósiles vegetales. Sin ella sería imposible llevar a cabo con éxito cualquier cualquier tipo de trabajo que se quiera emprender a corto, medio y largo plazo”. Un elemento fundamental a la hora de establecer su valoración es que “es una biblioteca conformada, el resultado de más de sesenta años buscando y reuniendo libros”, por lo que si no se hiciera ahora esta inversión y en el futuro se reconociera la necesidad de tener una biblioteca, seguir la pista a los miles de libros y publicaciones que pudieran estar en el mercado supondría un enorme esfuerzo económico y en tiempo (finalmente también dinero) que ocuparía años de trabajo”. A estos motivos hay que añadir el que muchos de los libros, sobre todo los más antiguos y raros, ya no se encuentran en el mercado.

Con esta adquisición, el Jardín Botánico mantiene unidos tanto la colección de fósiles paleobotánicos como la biblioteca que los documenta, por lo que este centro cordobés se convierte “en un referente internacional en los estudios de la flora fósil del Carbonífero”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here