Más de 500 nuevos casos de cáncer de próstata al año


El cáncer de próstata es el tercero en mortalidad después del de pulmón y colón, y la incidencia esperada es de 80 casos por cada 100.000 habitantes

La incidencia del cáncer de próstata se incrementa con la detección cada año en la provincia de Córdoba de alrededor de 500 nuevos casos de este tumor, una realidad que motiva un año más la participación del Hospital Universitario Reina Sofía y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic) en la iniciativa global Movember, que usa la imagen del bigote para reivindicar la salud del varón.  Se trata de la tercera ocasión que profesionales del hospital y del instituto se adhieren a esta iniciativa con actividades que buscan movilizar a la población masculina, ofrecerles información y animarles a consultar a su médico para que, en definitiva, sean más activos y se comprometan más con su salud, ya que un diagnóstico precoz garantiza en la mayoría de los casos un buen pronóstico.

Profesionales sanitarios se unen al movimiento Movember. /Foto: LVC próstata
Profesionales sanitarios se unen al movimiento Movember. /Foto: LVC

En este sentido, la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, ha asegurado que “la detección a tiempo es fundamental”, por lo que “convocatorias como las de este día son muy importantes para visibilizar esta realidad y que la población conozca los avances que se han ido incorporando en torno al cáncer de próstata”. Junto a Luna, también han participado en esta convocatoria la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Marina Álvarez, el director científico del Imibic, Justo P. Castaño y la directora de la Unidad de Gestión Clínica de Urología, María José Requena.

Por su parte, la uróloga ha señalado que el cáncer de próstata “es el tumor más prevalente en el varón, el tercero en mortalidad después del de pulmón y colón y la incidencia esperada es de 80 casos por cada 100.000 habitantes”. En Córdoba, “la mayoría se detectan cuando aún están localizados y son subsidiarios de tratamientos curativos”. El diagnóstico de este tumor se basa fundamentalmente en la elevación de PSA -sustancia que fabrica la próstata- y la exploración física, “dos pilares para indicar la biopsia de próstata a fin de confirmar el diagnóstico inicial”, ha proseguido la especialista, que, también, ha asegurado que “sólo entre el 35 y el 40 por ciento de los pacientes con PSA alto van a desarrollar cáncer de próstata”, de ahí la importancia de “disponer de marcadores más específicos para evitar biopsias innecesarias y conocer qué cánceres serán más agresivos”. 

Desde hace un par de años, el Hospital Reina Sofía ha incorporado la resonancia nuclear magnética y la biopsia con fusión de imágenes para mejorar el diagnóstico de esta enfermedad, sobre todo para aquellos pacientes con indicación de repetir la biopsia. La resonancia permite localizar la lesión y conocer la cantidad de glándula afectada con el fin de tomar decisiones para el tratamiento. La doctora Requena asegura que este avance permitirá, a no muy largo plazo, instaurar la terapia focal como otra modalidad terapéutica del cáncer de próstata localizado de bajo riesgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here