Encuentran una solución a la seca del alcornoque


Socorro Serrano obtiene el Premio 'Ibn Firnás' por su trabajo sobre enfermedades del alcornoque, un problema de gran magnitud en las dehesas

Con el término seca se ha designado a una enfermedad que provoca el decaimiento y muerte de la encina y alcornoque de las dehesas y montes. La patología, además, provoca la pérdida de las hojas, con síntomas parecidos a los de la sequía. El origen puede ser muy variado (contaminación, sequía, gestión inadecuada, entre otros), por este motivo, el término, ha resultado sumamente impreciso y su desconocimiento ha hecho que no se pueda saber con exactitud cómo luchar y a qué control someter a estos árboles. Ahora, Socorro Serrano, con su proyecto Preventive control ofytryosphaeria canker affecting Quercus suber in southern Spain, parece haber encontrado una solución a este problema. Es un resultado que le ha valido para ganar el premio Ibn Firnás, galardón otorgado por la Universidad de Córdoba que reconoce el mejor trabajo presentado en las áreas de ingeniería y tecnología por universitarios menores de 35 años.

Alcornoque. /Foto: LVC
Alcornoque. /Foto: LVC

Así, la ganadora, Socorro Serrano, pertenece al grupo de investigación de patología agroforestal, en el Departamento de Agronomía de la UCO. El trabajo ha sido publicado en la revista científica Forestry. La galardonada realizó la tesis premiada en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de Universidad de Córdoba (ETSIAM) bajo la dirección de las profesoras María Esperanza Sánchez y Pilar Fernández-Rebollo. Ella se establece la eficacia de los fertilizantes cálcicos en el control cultural de la podredumbre radical causada por Phytophthora cinnamomi en dehesas (seca o decaimiento de la encina). Su trabajo le ha valido el reconocimiento académico en varias ocasiones y la obtención de premios prestigiosos. Por ejemplo, en 2015 obtuvo el premio Fertiberia a la mejor tesis doctoral en temas agrícolas en su decimosexta convocatoria.

El fallo ha valorado “la solución real a un problema de primera magnitud en la producción de un producto de gran valor para nuestro país, en un entorno de gran importancia agroeconómica como son las dehesas, que es un trabajo bien fundamentado basado en estudios experimentales a medio plazo y series históricas, y que los resultados tienen una alta visibilidad social”.

En esta ocasión, el jurado que ha evaluado los trabajos ha estado integrado por Pedro Jordano Barbudo, Juan Gómez Ortega y Elisa Viñuela Sandoval. Pedro Jordano es doctor en Biología, profesor de investigación en la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y premio Jaime I de Protección del Medio Ambiente de 2014. Juan Gómez Ortega es rector en la Universidad de Jaén y catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática. Elisa Viñuela es catedrática en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here