El PP consigue que la Junta mejore la atención sanitaria a pacientes con inmunodeficiencias


Redondo: "Establecer el cribado neonatal, adecuar la plantilla de médicos especialistas, elaborar un protocolo de recepción sanitaria en urgencias y en hospitalización son algunos aspectos a mejorar"

PP
Reunión de trabajo mantenida entre el senador Jesús Aguirre y la diputada María de la O Redondo con la Asociación ANADIP el pasado mes de junio./Foto: LVC

La parlamentaria andaluza María de la O Redondo, ha mostrado su satisfacción por la aprobación de una iniciativa de Grupo PP-A que logrará que la Junta de Andalucía mejora la atención sanitaria a pacientes con inmunodeficiencias primarias. La semana pasada se aprobó en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía una Proposición no de Ley presentada por el PP-A relativa a las inmunodeficiencias primarias (IDP), en la que se instaba al gobierno andaluz a mejorar la atención sanitaria que reciben estos pacientes.
“Además de establecer el cribado neonatal, como ya sucede en Cataluña, es necesario adecuar la plantilla de médicos especialistas en Inmunología Clínica del SAS, es necesario elaborar un protocolo de recepción sanitaria, en urgencias y en hospitalización, ya que son pacientes muy vulnerables ante posibles contagios”, indica Redondo.
La parlamentaria, junto al coordinador de Política Sanitaria del PP-A Jesús Aguirre, ha venido trabajando en esta iniciativa de la mano de la Asociación Andaluza de Ayuda al Déficit de Inmunodeficiencias Primarias (ANADIP). “Hemos intentado sensibilizar a la administración autonómica sobre las carencias asistenciales que sufren los pacientes de IDP, principalmente los niños, y hemos encontrado el respaldo de todos los grupos políticos ante esta iniciativa; estamos muy satisfechos”, explica la diputada autonómica.
Para los colectivos de pacientes y de familias afectadas, ha comentado, es importante también que la administración andaluza elabore guías de detección, diagnóstico, tratamiento y registro en Andalucía de los pacientes con IDP, así como campañas informativas para profesionales de atención primaria. Además, se debe promocionar el acceso a medidas de necesidades educativas específicas de los alumnos con IDP, y todo esto se recoge en nuestra proposición, que esperamos que la Consejería ponga en marcha cuanto antes”, dice Redondo.
Las IDP son un grupo de más de 330 enfermedades en su mayoría de origen genético que se diagnostican cada vez a más pacientes, y que suelen manifestarse a partir de las 4-6 meses de vida. La realidad que viven muchos de estos pacientes es un peregrinaje por diferentes áreas sanitarias en busca de diagnóstico, llegando en muchos casos a los 20 años de edad sin encontrar ese dictamen. Por ello, un diagnóstico temprano, si no precoz, de estas patologías permite en ocasione su curación y siempre un tratamiento paliativo o sustitutivo que restablecen la normalidad en la vida de los pacientes y sus familias. Es muy importante que el SAS pueda detectar estos casos lo antes posible, ya que esto puede reducir la dependencia de esos pacientes a recursos hospitalarios, puede maximizar su autonomía personal, disminuir el absentismo escolar y laboral del paciente, en definitiva redunda en la calidad de vida del paciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here