"Para luchar, lo importante es mantener la fe y la esperanza"


Marina García ha superado un cáncer de mama y anima a las mujeres de todas las edades a que acudan al médico a hacerse revisiones periódicas

Marina García es una montoreña, afincada en Villafranca de Córdoba, a la que en 2012, a sus 42 años, le fue diagnosticado un cáncer de mama que ha logrado superar. Desde entonces, hace todo lo que puede por ayudar a las mujeres que padecen la misma enfermedad y colabora en la medida de lo posible con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) a través de las iniciativas que en Villafranca se llevan a cabo para apoyar esta lucha, promovidas por la presidenta de la junta local de la asociación en esta localidad, Manolita Sosa.

Marina García superó un cáncer de mama
Marina García, junto a su hija

¿Cómo supiste que padecías esta enfermedad?
Me descubrí un bulto entre la axila y el pecho derecho ya que venía sufriendo fuertes dolores en esa zona y yo misma me la inspeccioné. En un principio no le di importancia al pensar que esas molestias podían ser consecuencia de los esfuerzos que hacía cargando material pesado en el trabajo. Cuando noté ese hinchazón fui a mi médico de cabecera, el cual me derivó a los especialistas del Hospital Provincial de Córdoba y allí me sometieron a todas las pruebas pertinentes.
¿Te esperabas el resultado de esas pruebas o evitaste pensar que podía ocurrirte a ti? 
Para nada. Nunca pensé que yo pudiera tener cáncer. Cuando me comunicaron que tenía un tumor maligno con un índice de agresividad alto pensé que mi vida acababa ahí y me hundí.
Sin embargo, remontaste y has mostrado ser una auténtica luchadora…
Cuando tienes una familia maravillosa por la que luchar te das cuenta de que es necesario no perder la fe ni la esperanza. Es muy importante pensar en ello, en que es posible ¿por qué no te vas a salvar de este mal? Es inevitable que tengas bajones cuando te duele todo el cuerpo por la quimioterapia, o te ves sin un pecho, pero eso se reconstruye y el pelo vuelve a nacer, aunque todo cuesta y tiene un proceso. Lo importante es que sigo aquí, disfrutando de los míos y feliz.
¿Qué es lo peor que has llevado de tu tratamiento?
Bueno… aún sigo tomando pastillas aunque sea un tratamiento más leve el de ahora. La quimioterapia es muy desagradable, pero lo más duro es ver que tus hijos se dan cuenta y tener que explicarles lo que te sucede, es muy difícil. Otra de las cosas más complicadas de llevar es encontrarte incómoda al verte frente a un espejo, aunque es algo que como ya he dicho, con el tiempo se va superando.
¿Qué le dirías a aquellas mujeres que se encuentran en estos momentos sufriendo esta enfermedad?
Principalmente, que luchen con todas sus fuerzas y que no tiren la toalla. Aunque también me gustaría decirle a todas las mujeres en general que no hay una edad para acudir a las revisiones. Lamentablemente, cuando a mi me operaron coincidí en la habitación con una joven de 25 años con el mismo problema. Es vital ir a que te inspeccionen y realizarte mamografías cada cierto tiempo para detectarlo de una forma precoz.
cartel-cancer-de-mamaHoy Marina estará presente en la marcha que por el Día Internacional contra el Cáncer de Mama se celebra en Villafranca de Córdoba, organizada por el Ayuntamiento de la localidad y la AECC, en la que, además, se llevará a cabo una merienda solidaria para recaudar fondos que se destinarán a esta asociación y tendrá lugar, también, una suelta de globos como símbolo de lucha contra esta enfermedad que sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer en la población femenina. Prueba de ello, es que tan sólo en este último año (de septiembre de 2015 al mismo mes de este 2016) en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, se han intervenido 437 cánceres mamarios, según ha informado el radiólogo responsable de la Unidad de Mama de este centro hospitalario, José Luis Raya.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here