El Gobierno reconoce que se destruirán 187.000 empleos en agosto


La Hostelería es uno de los pocos sectores donde desciende la afiliación

Gráfico de destrucción de empleo./Fuente: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones
Camarero en una terraza./Foto: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones
Gráfico de destrucción de empleo./Fuente: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones
Camarero en una terraza./Foto: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

El avance de datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España, correspondiente al mes de agosto que se ha publicado esta semana por el propio órgano, deja algunos datos significativos.

Uno de ellos, quizá el más llamativo, radica en que -según prevé el Ministerio- en agosto se destruirán 187.000 empleos en el país. Por contra, hay un aumento previsto de los afiliados a la Seguridad Social de 65.000 personas en términos desestacionalizados.

Según el avance del Ministerio, el “nuevo aumento de la afiliación corregida de estacionalidad y del efecto calendario en agosto es superior al registrado en promedio en los agostos del periodo 2017-2019, de 28.000. En la serie original, en la que agosto presenta un perfil muy marcado estacionalmente, la afiliación media prevista es de 187.000 afiliados menos, un retroceso menor que el promedio de los años prepandemia, de menos 199.000”.

Gráfico de destrucción de empleo./Fuente: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones agosto
Gráfico de destrucción de empleo./Fuente: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

Asimismo, “el crecimiento de la afiliación es también generalizado territorialmente. En el último año, el aumento ha sido especialmente intenso en la Comunidad Valenciana y en los dos archipiélagos, con variaciones superiores al 5%. En el caso de Andalucía, el aumento también es muy significativo, ya que se haya entre el 3 y el 5%.

A ello hay que sumar que, por sectores, la recuperación del empleo alcanza a casi todos y es más intensa en las actividades de mayor valor añadido, (Informática y Comunicaciones, Educación y Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas). Por contra, entre los que bajan llama la atención el de la Hostelería, donde se ha reducido casi en un punto porcentual.