Los datos del Indicador Empresarial que confirman la recuperación en Córdoba


Reclaman a las administraciones que prioricen la implantación de proyectos relacionados con el sector logístico

indicador empresarial

Lo que hasta ahora era sólo una intuición ha pasado a tener carta de naturaleza desde el pasado lunes, con la presentación de la quinta edición del Indicador Empresarial de la provincia de Córdoba, que retrata con datos la existencia de un “futuro alentador”, como afirmó en el acto el CEO del instituto de investigación Concepto, Ricardo Castilla, autor del trabajo.

indicador empresarial
José Luis García-Palacios y Manuel Pérez Moya. /Foto: Jesús Caparrós

Las empresas están recuperando la facturación y el número de empleados anterior al inicio de la pandemia y, además, se ha creado un clima de confianza y seguridad jurídica para invertir en Córdoba. Estos son algunos de los factores positivos detectados por este Indicador Empresarial que se realiza para La Voz de Córdoba con el patrocinio de la Fundación Caja Rural del Sur y el Cabildo Catedral, con la colaboración del Ayuntamiento de Córdoba, CECO, el diario digital El Debate y Concepto.

Pero no todo es positivo en este trabajo de investigación, ya que tras el análisis de las más de 9.000 respuestas recibidas de 254 empresas de la provincia se detectan aspectos negativos, como es, a grandes rasgos, la repercusión de la subida del precio de los carburantes y la prácticamente inexistente ayuda del Gobierno de Pedro Sánchez al sector empresarial para remontar los efectos de la crisis, entre otras cuestiones.

En este apartado, el incremento de los costes energéticos se ha alzado como el principal problema de los empresarios cordobeses, ya que así lo ha reflejado el 43,7 por ciento de los encuestados, seguido de otro aspecto que es consecuencia del anterior, como es la subida de precios y los problemas en el suministro de materias primas, señalado por el 33,8 por ciento de los empresarios.

indicador empresarial
José Luis García-Palacios y Manuel Pérez Moya. /Foto: Jesús Caparrós

Esto ha supuesto un giro con la situación anterior a la pandemia, puesto que en el Indicador Empresarial de 2019 se reflejó como principal problema, con el 37,7 por ciento, el escaso apoyo de las administraciones públicas, seguido, con el 35,3 por ciento, por un entorno económico y político de escasa confianza.

La fotografía de situación que arroja el Indicador Empresarial en su quinta edición es muy similar a la de años anteriores, con un predominio del sector agropecuario y servicios, junto a una baja presencia de otros sectores, como el logístico o el industrial para consolidar el sector servicios y resistir con mayor solidez una crisis como la generada por el coronavirus.

Otro dato importante recogido en este estudio es el de la evolución del comportamiento de la economía cordobesa frente a la andaluza. Si se analiza la serie histórica de este Indicador Empresarial se comprueba cómo se ha pasado de un 14,8 por ciento que la veían mucho peor en 2017 a sólo un 1,3 por ciento registrado en esta última edición. Enfrente, un 3,9 por ciento veían mejor este comportamiento hace cinco años y este dato ha crecido ahora hasta el 5,3 por ciento. Los empresarios que actualmente ven similar esta evolución son más de la mitad, con un 53 por ciento de respuestas.

El Indicador Empresarial y el escenario postcovid

El escenario postcovid que se puede apreciar en este Indicador Empresarial refleja que en la actualidad, el 54 por ciento de las empresas mantienen el mismo número de trabajadores que antes de la pandemia y que el 20,7 por ciento ha incrementado su plantilla a lo largo de 2021.

indicador empresarial
Antonio Prieto, José María Bellido y Antonio Díaz. /Foto: Jesús Caparrós

Aun así, hay un 43 por ciento de respuestas que anuncian un cierre del ejercicio de 2021 con una facturación inferior al inicio de la pandemia, mientras que el 29,1 por ciento afirma mantener las cifras, frente a un 25,8 que reconoce facturar más ahora que antes.

En lo que sí hay una mayor coincidencia es en la pérdida de beneficios, algo que reconoce el 51,3 por ciento de los encuestados, mientras que un 25,3 por ciento afirma que mantiene los beneficios y un 23,3 por ciento que los ha incrementado.

Para superar los efectos causados por la pandemia en el tejido empresarial cordobés, los encuestados valoran positivamente el papel desempeñado por la Junta de Andalucía y por los ayuntamientos, mientras que puntúan negativamente la labor desarrollada por el Gobierno central, calificada por el 20,8 por ciento de los empresarios como de muy negativa.

Los créditos ICO

En concreto, el número de empresas que argumentan no haber accedido a los préstamos ICO en nuestra provincia, es del 56,4 por ciento, mientras que quienes si se han beneficiado de dichos avales están en el 29,5 por ciento, y la mitad aproximadamente de ellos han conseguido una financiación superior al medio millón de euros. Asimismo destacan, entre otro tipo de medidas de apoyo solicitadas por las empresas, las relacionadas con las de flexibilización laboral -ERTE- que han sido solicitadas por aproximadamente 1 de cada 4 empresas participantes en el Indicador Empresarial.

img 6176
Asistentes a la presentación del Indicador Empresarial. /Foto: Jesús Caparrós

Ante el futuro, los empresarios de la provincia se ponen tareas a cumplir y entre ellas destaca con una coincidencia del 51,4 por ciento la de adaptarse a la revolución digital, tanto para mejorar sus procesos productivos como para incrementar mercados.

Y también le ponen tareas a las administraciones públicas para crear empleo y atraer a la provincia nuevas empresas. De forma abrumadora, con un 73,5 por ciento de las respuestas, reclaman una mayor agilidad en la tramitación de licencias y proyectos. 

Esta última crisis ha hecho afinar a los empresarios cordobeses su percepción sobre las necesidades de la provincia. Ahora, tras los problemas que se sufren desde hace casi dos años, solicitan con insistencia, con un 62 por ciento, que se prioricen los proyectos de implantación relacionados con el sector logístico.

Por último, el Indicador Empresarial plasma que el grado de conocimiento de la Base Logística del Ejército de Tierra por parte del tejido empresarial es destacado, con un 56 por ciento que lo califican de alto o muy alto, mientras sólo un tercio reconoce que su empresa podrá beneficiarse directa o indirectamente de este proyecto.

Indicador empresarial
Ricardo Castilla, durante la presentación. /Foto: Jesús Caparrós

En cambio, respecto al nivel de conocimiento sobre los fondos europeos Next Generation que reparte el Gobierno central, los datos no son alentadores, ya que el 74 por ciento de las empresas o desconoce o tiene una información o conocimiento muy general, y tan sólo el 14,8 por ciento prevé presentar algún proyecto apoyado en dichos fondos de regeneración económica.

Este Indicador Empresarial de la provincia de Córdoba se presentó el pasado lunes en el Centro Cultural José Luis García Palacios de la Fundación Caja Rural del Sur, y contó con la asistencia del presidente de esta entidad, José Luis García-Palacios, y del deán del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya.

Junto al alcalde, José María Bellido, estuvieron presentes los delegados municipales de Hacienda y Urbanismo, Salvador Fuentes; Reactivación Económica e Innovación, Blanca Torrent; Transformación Digital, Lourdes Morales, y Comercio y Gestión, Antonio Álvarez, junto a la portavoz de Vox, Paula Badanelli.

También asistió la delegada de Fomento, Cultura y Patrimonio, Cristina Casanueva, y los presidentes de las sectoriales Asaja y Construcor, Ignacio Fernández de Mesa y María Dolores Jiménez, respectivamente. Además, se ha contado con la asistencia de representantes de la Fundación Sebastián Almagro, Hospital La Arruzafa, Círculo de la Amistad y la Guardia Civil.

Indicador empresarial
Asistentes a la presentación del Indicador Empresarial. /Foto: Jesús Caparrós

En el acto se contó también con la presencia de la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Loyola Andalucía, Pilar Castro González, y del director médico del Hospital San Juan de Dios, Enrique Cantillo Baños.

Por la Fundación Caja Rural del Sur, además del presidente, estuvieron el vicepresidente, Ricardo López-Crespo; el miembro del Consejo Rector de la Caja Rural del Sur, José María Calero, además de secretario del Consejo Rector de Covap, y el director financiero de la Caja Rural del Sur, Manuel Ruiz Rojas.

Esta semana el podcast semanal El Coro se ha dedicado a repasar y comentar algunos de los datos más destacados de este 5º Indicador, podcast que pueden escuchar aquí mismo o en nuestro canal de Youtube. 

puerta de sevilla