La actividad de las empresas de transporte de viajeros se resiente por la sexta ola del coronavirus


Desde el puente de diciembre se han cancelado el 70 por ciento de los servicios discrecionales previstos

Autobuses parados./Foto: LVC transporte Junta
Autobuses parados./Foto: LVC
Autobuses parados./Foto: LVC transporte Junta
Autobuses parados./Foto: LVC

La Agrupación Empresarial de Transportes Discrecionales y Regulares de Viajeros de Córdoba (ATC) quiere trasladar su “preocupación por las consecuencias que está teniendo la sexta ola del coronavirus en la actividad que desarrollan y su repercusión sobre el empleo que generan”.

El sector del transporte discrecional y turístico en Córdoba “está viviendo una difícil situación desde hace tiempo provocada por la Covid-19. Los datos que manejan las empresas confirman que el escenario se ha complicado en las últimas semanas. Desde el puente de comienzos de diciembre se están cancelando un importante número de reservas, aproximadamente el 70 por ciento de los servicios discrecionales previstos, junto a la evidente reducción de la actividad generada por esta situación de excepcionalidad”.

En lo que se refiere al transporte regular de viajeros, “se vuelve a notar un descenso en los viajeros que es difícil cuantificar, aunque ATC estima que se está volviendo a los datos del pasado invierno, cuando el sector se vio más afectado. Las nuevas circunstancias provocadas por la sexta ola ha traído de nuevo el temor a espacios cerrados y en estos momentos la ocupación no llega al 50 por ciento de lo previsto”. 

El sector del transporte de viajeros es uno de lo más afectados por la pandemia y los empresarios manifiestan que “es el que menos ayudas ha recibido”.