PODCAST | “Como tenemos lo básico cubierto, no se reconoce la labor de la agricultura ni la ganadería”


Rafael Navas, secretario general de Asaja Córdoba, habla en El Coro sobre la PAC, las movilizaciones, y el elevado nivel del sector agroganadero cordobés

1dc06787 3377 4ea2 ba3d 49890a7dcf04

El próximo martes hay convocada una caravana de protesta en defensa del sector agroganadero y el mundo rural. Da igual cuando lea esto. El campo es continua movilización, una reivindicación permanente. Antes de Europa y después de ser miembros de pleno derecho. Esto es así como que hay sequía. Pero ocurre que en esta ocasión pintan bastos de verdad.

“En España tenemos a los Jinetes del Apocalipsis en el Gobierno”. Eso lo sostiene Rafael Navas, secretario general de Asaja Córdoba e ingeniero agrícola. Navas es políticamente incorrecto y habla claro, cosa que siempre es de agradecer sobre todo cuando queremos saber más cosas de un sector que no suele explicarse a sí mismo muy bien, o mejor dicho, no tan bien como los grupos de presión y políticos de pose que tienen los agricultores en frente y que los están llevando si no a la ruina, sí a una situación económica y empresarial como no habían vivido antes. Costes disparados, trabas administrativas, competencia desleal, rentabilidad en picado. Y Luis Planas, un ministro socialista de Agricultura que no solo no ayuda, sino que ha tragado una PAC, según los agricultores, completamente ajena a los intereses españoles.

Bruselas

“El Gobierno se quiere desvincular de las decisiones de Bruselas, pero en Bruselas votan ellos, están allí en el parlamento”, dice Navas que sostiene que “las estrategias de la PAC son dañinas para la agricultura española, como, por ejemplo, el uso de los fitosanitarios que hará que caiga la producción y lo acabará pagando el consumidor”. El secretario de Asaja cree que Europa, en muchos aspectos relacionados con el sector primario, se está dando un tiro en el pie. La Europa en contra de los organismos genéticamente modificados pero que “hipócritamente los importa”. “Hay grupos políticos que dicen chorradas porque no tienen nada importante que decir. No están en la realidad. Vivimos en la dictadura de lo políticamente correcto. Se abren debates que no se analizan con rigor científico. El famoso glifosato, un herbicida reconocido por todos los organismos de acreditación y si un concejal dice que es malo, se prohíbe sin criterio científico”. En ese sentido y en otros muchos EEUU, madre de la corrección política, anda más lista con las cosas de comer, según Navas. Y Europa está en otro discurso, en lo sostenible, en lo santificadamente ecológico.

“También hay intereses de poder. El mal entendido medio ambiente se utiliza por determinados lobbies de presión para pillar fondos y vivir del cuento. Hay que trasladar a la sociedad el sinsentido que todo esto conlleva. La agricultura ecológica no es mejor que la convencional”. Rafael Navas aporta datos y ejemplos: “No se dice que el campo es el único sector económico sumidero de CO2. Hicimos un estudio en Palma del Río de cuánto suponía la captación el CO2 de los naranjos de la zona (10 o 15 mil hectáreas) y era equivalente al consumo de los coches de Andalucía durante un año. Pero hay grupos de presión que no les interesa que se sepa, porque quieren pillar los fondos que destina Bruselas para un determinado tipo de agricultura”. Y apela de nuevo al rigor, “y es que hay gente opinando y legislando sin tener ni zorra idea de lo que hablan. Pedimos rigor científico para la toma de decisiones, no desvaríos políticos por intereses a corto plazo“.

El Gobierno apocalíptico español

Identifica Rafael Navas varios “jinetes del Apocalipsis” en el Gobierno socialcomunista. En lo que respecta al sector, el caballo Negro (el Hambre) suponemos que recae sobre Luis Planas, ministro de Agricultura. “Planas dijo una cosa hace cuatro años y ahora otra. Por estar en un sillón ha perdido sus principios. Y se molesta cuando le recuerdas la hemeroteca”, aunque rememora Navas que fue un magnífico consejero de Agricultura. De ahí el malestar de los agricultores con el ministro, sobre todos los cordobeses (Luis Planas es diputado por Córdoba). El resto de jinetes no son mejores, Garzón/Consumo  “con sus chorradas”; la de Trabajo “que dice que los trabajadores están esclavizados en el campo, y que no puede haber temporalidad ¡Pero si el campo funciona por temporadas y cosechas!”, Medioambiente, “legislando a favor del lobo sin criterios contrastados” o el Ministerio de Hacienda (auténtico lobo) ” que ve una empresa y se cree que es una vaca para ordeñar”. 

“Hay más impuestos, más normativa y más burocracia. Perdemos competitividad. La situación de los costes es insostenible. Lo piensos han subido un 30%; el abono un 70 %;  el agua un 30%, todo esto en un año. Y la tarifa eléctrica más de un 200 %, y los productos cada vez valen menos. La gente no puede vivir así”.

b24bb1f8 57e7 48b3 8a96 2949eeb7ca56

La base logística es como un año de PAC en Córdoba

Rafael Navas tiene palabras de elogio para el alcalde José María Bellido (PP) por su papel decisivo en la consecución de la Base Logística del Ejército y por todo lo bueno que ellos supone. Pero Navas baja el balón al pie y chuta: “Si la Base Logística va a traer 300 millones de euros de inversión, la PAC son más de 300 millones de euros al año. La provincia de Córdoba, gracias a la agricultura y la ganadería, la actividad cinegética y forestal, tiene todos los años ‘una base logística’. Tenemos una responsabilidad en el sector por no hacer valer esa importancia que tiene. La propuesta del ministro Planas para Córdoba, en el peor de los casos, puede suponer hasta la pérdida del 50% de los ingresos“.

Un sector agroganadero, el cordobés, que es un dinamizador económico de primer orden. “El sector del aceite -porque hemos hecho las cosas bien- ha aumentado la producción y es el primer generador de divisas en la provincia de Córdoba con la exportación. O los ganaderos del Valle de los Pedroches,  que tienen casi el 70% de la producción láctea de Andalucía. Y Palma del Río exporta naranjas a todo el mundo. Se está haciendo una agricultura de alto nivel en Córdoba, pero como tenemos lo básico cubierto, no le damos el valor que posee”. 

puerta de sevilla