Córdoba tiene seis proyectos potenciales de recibir las ayudas del Plan Crece Industria


La Junta activará antes de final de año las ayudas a grandes empresas de la industria manufacturera

cordoba
Indusmetal Torres./Foto: LVC
La Junta activará antes de final de año las ayudas a grandes empresas de la industria manufacturera./Foto: Junta de Andalucía
La Junta activará antes de final de año las ayudas a grandes empresas de la industria manufacturera./Foto: Junta de Andalucía

Antes de que finalice el año se activará en Andalucía un programa de ayudas hasta 2023 por valor de 150 millones de euros dirigido a grandes empresas de la industria manufacturera. El delegado del Gobierno, Antonio Repullo, ha presentado este programa junto al delegado territorial de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Ángel Herrador, “con lo que se pretende movilizar una inversión de 1.946 millones de euros y crear 17.800 empleos en Andalucía”.

“Estas ayudas se articulan a través del Plan de acción Crece Industria 2021-2022, que articula la política de la Junta en la materia y que tiene como objetivo diferenciar a Andalucía como una región industrial y fomentar su convergencia con la media nacional en este sector”.

Repullo ha explicado que este paquete de incentivos, que se nutre de fondos propios, “será un importante estímulo al desarrollo industrial”, tanto en lo referente a la apertura de nuevas actividades e instalaciones manufactureras como a la ampliación o modernización de las existentes.

Estas ayudas complementan a los Incentivos Económicos Regionales, procedentes de Europa, cuya gestión corresponde al Gobierno central y su tramitación a la Junta de Andalucía “pero que son insuficientes”. Por ello, el Gobierno de Andalucía ha aprobado la Orden que regula ayudas complementarias de los Incentivos Económicos Regionales, que concede el Gobierno de España. “Pretendemos acercarnos al máximo de ayudas que en Andalucía se pueden conceder a grandes empresas para inversiones productivas, que es el 25%”.

La dotación de estas ayudas se ha estimado a partir de un análisis de los proyectos potenciales a los que podrían destinarse: en Córdoba el análisis inicial muestra un total de 6 proyectos potenciales con una inversión asociada de 128 millones y 5.398 empleos potenciales.

El objetivo del Gobierno andaluz es estimular la atracción de proyectos empresariales, por lo que el delegado del Gobierno ha destacado la reciente aprobación de la fusión de las agencias económicas en Trade, con el objetivo de facilitar de manera más eficiente los servicios que empresas, empresarios y emprendedores necesitan para el impulso económico y el crecimiento de la comunidad. La aprobación de la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía, “que hará de nuestra tierra un espacio más próspero, más respetuoso con el medio ambiente, además de eliminar trabas burocráticas y permitir el desarrollo de proyectos que darán más oportunidades para la economía y empleo en nuestros municipios”. O el nuevo plan de simplificación y agilización de trámites administrativos que aligera trabas y gestiones con la mejora de la regulación de un total de 80 normas, con el objetivo de propulsar la actividad económica y la inversión en la comunidad y convertir a Andalucía en la comunidad con menos burocracia de España.

Por su parte el delegado de Transformación Económica ha sido el encargado de desgranar los requisitos de estas ayudas para promover inversiones tractoras en los sectores manufactureros y de la logística, “más conocidas como ayudas a la gran industria”, que como ha insistido, “vienen a complementar los Incentivos Económicos Regionales por ser insuficientes”.

Herrador ha explicado que con estas ayudas complementarias “nos acercamos a las intensidades máximas establecidas en la normativa del 25% y además, nos comprometemos en tenerlas resueltas  antes de un mes tras la obtención de los incentivos regionales. Compromiso en la gestión que venimos demostrando durante toda esta legislatura”.

Este responsable ha ofrecido en cifras un balance de la actual situación de los incentivos regionales en la provincia, “para ofrecer una visión de la importancia de estas ayudas y la necesidad de complementarlas ya que la mayoría de los proyectos son de localización y expansión de grandes empresas de la industria transformadora”.

Ademas de los seis proyectos potenciales estimados por la Consejería de Transformación Económica, están pendientes de aprobar por el Ministerio de Hacienda 11 proyectos para la provincia que supondrían la creación de cerca de 200 empleos. “Desde la Delegación ya estamos en conversaciones con algunas de estas iniciativas que podrían beneficiarse de estos incentivos complementarios, una vez aprobados sus proyectos” ha matizado Herrador.

En cuanto a los proyectos ya aprobados en Córdoba, que están en ejecución, terminando o en fase de cobro, suponen para la provincia una subvención de 12,5 millones de euros con una inversión asociada superior a los 78 millones y la creación de casi 300 empleos.

Incentivos a las grandes empresas

Podrán optar a estos incentivos las grandes empresas pertenecientes a las industrias transformadoras y de servicios de apoyo a la producción, así como las dedicadas a prestar servicios de apoyo industrial y las plataformas logísticas. Para beneficiarse de la convocatoria autonómica, que se abrirá en régimen de concurrencia no competitiva, las entidades solicitantes tendrán además que contar con la resolución favorable del programa de Incentivos económicos regionales.

Los proyectos han de tener un carácter tractor, lo que implica un efecto sobre la economía de la zona en la que se ubican. Igualmente, deberán ser viables desde el punto de vista técnico, económico y financiero y han de implicar la apertura de nuevas actividades o instalaciones manufactureras o la ampliación y la modernización de las ya existentes. La cuantía del incentivo complementario no podrá superar los 15 millones de euros por proyecto.

Las empresas demandantes de estos incentivos no se someterán a nuevas obligaciones de información en la tramitación de sus solicitudes, evitando con ello la imposición de cargas innecesarias. Esto está en consonancia con la política de simplificación y agilización administrativa emprendida por el Gobierno andaluz. Además, se aprovecharán los mismos recursos personales y materiales que ya se vienen dedicando desde la Junta en la tramitación de los incentivos regionales.

El procedimiento para pedir las ayudas complementarias se iniciará a solicitud de la entidad interesada y se podrá realizar de forma simultánea a la demanda de los incentivos regionales, compartiendo en ambos casos la misma herramienta para la cumplimentación, generación y presentación de la solicitud.