Los empresarios consideran que existe una demanda creciente en los perfiles técnicos


Reunión de la Comisión de Transformación Digital de CECO y la Escuela Politécnica

empresarios
Reunión de la Comisión de Transformación Digital de CECO y la Escuela Politécnica./Foto: CECO
empresarios
Reunión de la Comisión de Transformación Digital de CECO y la Escuela Politécnica./Foto: CECO

La Comisión de Transformación Digital de CECO, presidida por Manuel Reina, se reúne con el director de la Escuela Politécnica Superior de Córdoba, Juan Luna, para abordar los retos formativos que se plantean para una mayor empleabilidad de los universitarios. Los empresarios consideran que existe una demanda creciente en los perfiles técnicos que está requiriendo un mayor número de profesionales de los que en la actualidad salen del ámbito universitario cordobés.

Los empresarios entienden que para formar a los profesionales del presente y del futuro es necesario propiciar una mayor conexión con las empresas. En este contexto, la Comisión de Transformación Digital de CECO considera esencial engranar lo que ofrece la Universidad y lo que demanda la empresa. 

En los últimos años no ha parado de aumentar la demanda por parte de las compañías de perfiles especializados en las áreas TIC y big data y, por extensión, los graduados en ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas están accediendo a más oportunidades. 

El Director de la Politécnica confirma el déficit a nivel nacional de egresados. A esto se le añade la fuga de talentos que, en la mayoría de las ocasiones, está vinculada a la remuneración económica, lo que provoca que 

las empresas se encuentren en situaciones complicadas a la hora de contar con el personal adecuado. Anualmente en la Politécnica de Córdoba se matriculan 110 alumnos de los que suelen terminar 60 estudiantes, dentro de las especialidades el perfil más demandado es el informático, especialidad en la que la UCO destaca sobre otras Universidades.

En este sentido, a principios de año se propondrá la modificación de los planes de estudios, contemplándose un aumento en el cupo de matrículas; la modificación de algunas de las optativas para adecuarlas a las nuevas necesidades del mercado; y la obligatoriedad de realizar prácticas en empresas. 

Manuel Reina ha insistido en la necesidad de aumentar los númerus clausus. En la actualidad, las peticiones de acceso duplican las plazas disponibles en la Politécnica. Además, considera que puede ser un buen momento al revisarse los planes de estudio y desde la empresa poder participar en el diseño de los mismos para incorporar nuevas asignaturas en las materias opcionales.

Por otra parte, ha valorado que las prácticas son una buena forma para captar el talento, ya que en la  mayoría de los casos las empresas que admiten a personas en prácticas terminan por incorporarlas en su plantilla. Para Reina, debería considerase la obligatoriedad de prácticas en empresas para terminar el grado. Con ello se conseguiría que los estudiantes conocieran de primera mano el día a día de las empresas.

La formación permanente es otra de las vías a la que pueden recurrir las empresas. Se trata de una formación a la carta en la que las empresas proponen a la Universidad qué conocimientos y capacidades necesitan. En este caso, la agrupación de varias empresas sería la mejor fórmula para que este tipo de formación funcione.