La Cámara destina más de 240 mil euros para que las empresas cordobesas incorporen la innovación a sus negocios


Se trata de unas ayudas directas, destinadas a pymes y a autónomos

Antonio Díaz. /Foto: Jesús Caparrós
img 0959 min
Antonio Díaz. /Foto: Jesús Caparrós

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Córdoba, a través de la convocatoria del programa InnoCámaras 2020, ha destinado 242.559 euros para que las pymes y autónomos cordobeses beneficiarios del programa dispongan de un asesoramiento experto de mejora e implantación de la innovación en sus procesos, productos, servicios y/o comercialización.

Entre las soluciones más instauradas en esta convocatoria, a la que se presentaron 155 empresas y que han sido abonadas recientemente a las empresas participantes, han estado la implantación de sistemas de gestión de la calidad certificados, el diseño de la imagen gráfica corporativa y del packaging de producto/s y la implantación de medidas de eficiencia energética para la sostenibilidad ambiental.

El presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, Antonio Díaz, ha subrayado que “la entidad cameral viene desarrollando este programa desde diciembre de 2007 haciendo una apuesta firme a favor de la innovación. La gran mayoría de pymes con capacidad innovadora necesitan apoyo para integrar la innovación en sus procesos de negocio. La innovación es la única manera de ganar productividad y sobrevivir en el entorno económico actual”.

InnoCámaras es una iniciativa de las Cámaras de Comercio con el apoyo económico del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). La fase I tiene un coste máximo de 1.200 euros y es 100% subvencionada para la empresa beneficiaria y la fase II tiene un coste máximo de 7.000 euros (IVA no incluido), subvencionados en un 70%. El programa se caracteriza por el desarrollo de una metodología mixta de diagnóstico, apoyo en el proceso de implantación de soluciones tecnológicas y difusión del conocimiento que hacen mejorar la competitividad empresarial.

En la fase I han participado 33 empresas y en la fase II, 31 empresas. En la fase I se realiza un asesoramiento en el que se identifican posibles actuaciones de mejora pertenecientes a las cuatro líneas de actuación que contempla el programa (innovación en proceso, producto, servicio y/o comercialización), mientras en la Fase II se contempla una ayuda económica para la implantación de las soluciones innovadoras detectadas.