Cajasur obtiene un beneficio de 14,8 millones de euros en el tercer trimestre


El intenso volumen en la contratación de productos, servicios y seguros ha elevado hasta el 8,3% el negocio bancario

Sede central de Cajasur en Córdoba en una imagen de archivo./Foto: LVC
Sede central de Cajasur en Córdoba en una imagen de archivo./Foto: LVC

CajasurEl Grupo financiero Kutxabank ha obtenido un beneficio neto de 176,3 millones de euros al final del tercer trimestre de 2021, con una aportación positiva de Cajasur al resultado de 14,8 millones. Una de las principales claves del trimestre ha consistido en la buena marcha del negocio bancario del Grupo, que ha motivado que la cuenta de resultados haya crecido un 10,3% con respecto al mismo periodo en 2020, logrando compensar con solidez la ausencia de ingresos extraordinarios, que sí se contabilizaron en septiembre del año pasado. 

Y es que los ingresos ‘core’ han mantenido su fortaleza a pesar de la presión que ejerce la evolución en negativo de los tipos de interés. Los ingresos generados por los servicios, los recursos fuera de balance y los seguros superan la contribución del margen de intereses a la cuenta de resultados. De hecho, constituyen más del 51% de los ingresos ‘core’ del negocio bancario, reflejo de la capacidad de diversificación de Kutxabank.

El crecimiento de los recursos fuera de balance -principalmente fondos de inversión y productos de previsión-, y el fuerte ritmo en la contratación de productos bancarios clave como los préstamos hipotecarios y los préstamos personales, permiten a la Entidad ganar cuota de mercado y cumplir con los principales objetivos propuestos para el tercer trimestre de 2021. 

A esta buena evolución del negocio se ha sumado la relevante reducción de los gastos de explotación, que han descendido 30 millones de euros.

En el tercer trimestre se han mantenido los síntomas de recuperación detectados desde el principio del año, aunque queda que los datos reales confirmen con hechos dicha dirección. La llegada de los fondos de recuperación de la Unión Europea está llamada a impulsar la actividad económica, aunque la tendencia alcista de los costes energéticos y la escasez de materia primas podrían lastrar la recuperación. Por su parte, los tipos de interés a corto plazo se mantienen persistentemente en negativo, sin visos de mejora a medio plazo. 

En este contexto, la fortaleza financiera de Kutxabank ha quedado patente una vez más en el entorno internacional. Las pruebas de estrés realizadas por el BCE volvieron a ratificar que el Banco presenta el CET1 más elevado y la mejor ratio de apalancamiento en el escenario más adverso planteado. A este reconocimiento se han sumado las agencias internacionales de rating, que han confirmado la solidez del modelo de negocio de Kutxabank. 

En materia de sostenibilidad, Kutxabank ha cerrado con éxito su primera emisión de deuda verde senior no preferente por un importe de 500 millones de euros, con una demanda que ha duplicado holgadamente el volumen de la emisión, que se alinea con el compromiso que mantiene con las políticas ESG. 

Las carteras delegadas crecen un 40% 

Al igual que a lo largo de todo el año, los recursos administrados han continuado creciendo, impulsados principalmente por la pujanza de los recursos fuera de balance. Los recursos administrados han alcanzado los 71.883 millones de euros, lo que supone un avance del 8% con respecto a septiembre del pasado año.  

La evolución positiva de esta partida ha sido constante durante los últimos ejercicios, y se ha acentuado de forma expresa tras el estallido de la crisis provocada por la pandemia. El Grupo Kutxabank mantiene la confianza del mercado y sus clientes, y continúa en los puestos de cabeza del sector en suscripciones netas en fondos de inversión. Durante 

todo 2021 ha sido el tercer grupo con más suscripciones netas, con activos por valor de 2.057 millones de euros. 

Llama la atención que, desde 2019, más del 20% de las suscripciones netas en fondos de inversión del mercado han entrado en el Grupo Kutxabank.

Merecen una mención expresa las carteras delegadas de Kutxabank, que cumplen 15 años como vanguardia de la gestión del ahorro-inversión de la Entidad. Este modelo de inversión ha crecido en más de 2.800 millones de euros en comparación a 2020, lo que supone un incremento del 39,6%, y concentra el 80% del total de fondos que gestiona el Grupo.  

El Grupo Kutxabank cuenta en la actualidad con 20.306 millones de euros gestionados en fondos de inversión, y eleva su cuota de mercado hasta el 6,62%.